'Sinaloa, en riesgo de Estado de guerra' con el ejercito "herido" en las calles

El Estado se mantuvo sólo como espectador de la violencia y enfrentamientos entre los grupos criminales, esperando que ellos zanjaran las diferencias, pero ahora con el ataque a elementos del Ejército se podría perfilar que Sinaloa viva un estado de guerra, expuso el investigador Tomás Guevara Martínez.


En entrevista  el coordinador del Laboratorio de Estudios Psicosociales de la Violencia, de la Facultad de Psicología de la UAS, señaló que a diferencia del 2008, cuando se desató la violencia en la llamada "guerra contra el narco", en ese entonces el Gobierno se colocó en una postura de enfrentamiento directo con las fuerzas criminales, pero en esta administración la situación fue distinta.

"Me da la impresión de que no hay en todos los sentidos una política de confrontación por parte del Estado, como la que había en 2008, yo creo que en 2008 había toda la intención de enfrentar abiertamente a los grupos del crimen organizado, hoy no es así, me da la impresión de que hay un poco del 'dejar hacer', 'del dejar pasar', que sean ellos quienes resuelvan finalmente sus desacuerdos", mencionó.

Tomás Guevara aseveró que esto se originó por la manera en que la sociedad vio cómo trató el Gobierno el problema con el crimen organizado en ese entonces, y esa cuestión pesó mucho y el Gobierno ahora no está en las mismas condiciones que hace ocho años, y se colocó en un sentido de "repliegue" por esta censura social.

Refirió que el enfrentar a las fuerzas armadas es una muestra de que estos grupos ya no ven límites y se sienten contra la pared, pero sufrirán efectos contraproducentes por estas acciones y una reacción fuerte de parte del Gobierno.

"No se había visto antes un enfrentamiento tan abierto y tan absurdo como el atacar al Ejército Mexicano o a la Marina. Yo creo que ese es una cuestión que lo que evidencia que estamos viviendo una etapa donde los sujetos de estos grupos están pasando por una situación, en donde el enfrentamiento entre ellos ya no tiene límites, ya no hay límites para estos grupos", aseveró.

"Seguramente los efectos que van a tener para ellos van a ser contraproducentes. Lo que estamos viendo es un Estado que va a reaccionar, sobre todo el Gobierno federal, va a reaccionar muy fuerte contra estos grupos... esta lucha del Estado que aparentemente era de estar vigilando nada más que las cosas no se salieran de curso, ahora ante el ataque abierto contra ellos, contra el Ejército, lo que va a hacer es que el Estado reaccione de otra manera, y el efecto será de mucho mayor rigor contra estos grupos, y yo no tengo ninguna duda de que de aquí en adelante Sinaloa va a vivir una situación como de Estado de guerra", añadió el investigador.

ASÍ LO DIJO

"...yo no tengo ninguna duda de que de aquí en adelante Sinaloa va a vivir una situación como de Estado de guerra".

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada