Rivalidad entre “El Chapo” y “El Mayo”, y asedio de autoridades y carteles rivales, están acabando rápido con el Cártel de Sinaloa

Entre la presión de las fuerzas de seguridad gubernamentales, las amenazas de sus enemigos, y enfrentamientos internos, el Cártel de Sinaloa se está fragmentando de “forma acelerada” y existe “confusión” entre los cabecillas del grupo criminal, señala un análisis de la fundación internacional InSight Crime, firmada por Tristan Clavel. 

La Fundación, con sede en Medellín, Colombia, está dedicada al estudio del crimen organizado en Latinoamérica y el Caribe. InSight Crime fue fundada en 2010 por dos periodistas, Jeremy McDermott y Steven Dudley, con el financiamiento de Open Society Foundations. 

También cuenta con el apoyo logístico y de infraestructura del Centro de Estudios Latinos y Latinoamericanos (CLALS, por sus siglas en inglés), de la American University, en Washington. Citando a información publicada por el diario de circulación nacional El Universal, la Fundación señala que una de los principales conflictos internos que tiene el Cártel, es la supuesta rivalidad que sostienen sus principales líderes: Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, alias “El Chapo” e Israel Zambada García, alias “El Mayo”. 

Esta se evidenció más, dice InSight Crime, cuando sucedió el ataque mortal contra un convoy de militares, el 30 de septiembre pasado, en la ciudad de Culiacán, estado de Sinaloa, y de la cual existe la presunción fue orquestado por “El Mayo”, aunque este hizo parecer que había sido perpetrado por los hijos del “El Chapo”, para llamar la atención de las fuerzas de seguridad sobre la facción del grupo criminal comandada por el capo ahora preso. 

De hecho, recuerda la Fundación, algunos funcionarios culparon del ataque a los hijos de “El Chapo”, Iván y Alfredo Guzmán Salazar. Aun así, la facción del Cartel de Sinaloa comandada por “El Mayo” no parece haber escapado a las investigaciones, señala InSight Crime. 

El 30 de octubre, fuerzas de seguridad federales se enfrentaron en Culiacán contra varios miembros del ala armada de la facción de “El Mayo”, conocida como “Los Ántrax”. El presunto líder del grupo, René Velázquez Valenzuela, alias “El Sargento Phoenix”, murió durante los enfrentamientos, junto a dos de sus subalternos. 

La operación militar fue considerada como de particular importancia, dice la Fundación, dado que indica que las autoridades podrían estar cerrando el cerco en torno a “El Mayo”, que en general ha mantenido un perfil mucho más bajo que el de “El Chapo”. 

A pesar de que InSight Crime hace énfasis en que las autoridades no han confirmado oficialmente la versión de El Universal acerca de la emboscada que tuvo lugar el 30 de septiembre, “no es improbable que ‘El Mayo’ esté tomando acciones contra la facción del Cártel comandada por ‘El Chapo’, dada la situación actual de la organización, así como su historial de disidencias internas”. 

Ya habían surgido indicios del aumento de las tensiones entre los dos capos, “acerca de si entregar las riendas del poder a las generaciones jóvenes, dada la serie de arrestos de figuras prominentes cercanas a ‘El Mayo’. 

El arresto de ‘El Chapo’ en 2014 pudo también haber sido facilitado por la decisión de Zambada, de dejar de proteger a su socio”, dice la Fundación. “La inminente extradición de ‘El Chapo’ a Estados Unidos parece haber debilitado al Cartel de Sinaloa y llevó a los grupos rivales a iniciar una ofensiva. 

El ataque contra la casa de la madre del capo, en junio de este año, pudo haber sido el resultado de una alianza entre la Organización Beltrán Leyva y el Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG)”, señala el análisis. Al parecer, este último también se ha unido a elementos del Cártel de Tijuana con el fin de apoderarse de las operaciones del Cártel de Sinaloa en Tijuana y en Baja California Sur. 

“Es posible que todos estos factores contribuyan a la fragmentación del cartel —un patrón que se ha presentado en otros grupos criminales mexicanos en los últimos años—”, finaliza el análisis de InSight Crime. 

El mes pasado, la periodista Anabel Hernández, entrevistada por Carmen Aristegui Flores en la cadena CNN, señaló que el imperio criminal del capo “El Chapo” Guzmán, está siendo desintegrado por sus rivales, lo que sugiere que el Cártel de Sinaloa podría fragmentarse debido a la ausencia de sus líderes. 

“Por primera vez podemos estar presenciando la verdadera caída de ‘El Chapo’ Guzmán”, dijo Hernández, agregando que el capo “ya no controla ni su propia casa”. La periodista señaló que fuentes le han dicho que el sobrino de “El Chapo”, Alfredo Beltrán Guzmán, alias “El Mochomito”, del grupo rival Organización Beltrán Leyva (OBL), ha iniciado una alianza “anti-Chapo” con el CJNG.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada