Narcoguerra en México:"EL COMANDANTE CREISI' del CARTEL DE NORESTE revela los SECRETOS DEL NARCO y sus cómplices

DESDE SU REFUGIO HABLA EL VIEJO COMANDANTE 'CREISI'. A diez años que inició la guerra contra el narco, nosotros, el pueblo, sabemos sólo lo que ellos quieren que sepamos.

Vice News sacó a la luz un artículo basado en el testimonio del que ellos llaman: el viejo 'comandante Creisi', e hizo alusión de lo que nosotros concebimos como la 'realidad' dentro y alrededor de los cárteles y las disputas entre ellos.

Primero fue un soldado del Ejército Mexicano, después de su etapa como uniformado sirvió al Cártel del Golfo, y empezó a sembrar el terror en Monterrey.

Sin embargo, en sus tiempos de sangre y gloria su nombre nunca hizo ruido en las páginas de la nota roja. Por lo menos no explícitamente. Él tiene una manera de explicar eso: 
"Tú sólo sabes lo que nosotros queremos que conozcas".

Las palabras que añadimos a nuestro vocabulario diario del argot de la delincuencia organizada como 'levantón' o 'embolsado', son un simple recordatorio que reafirma que hay algo pernicioso verdaderamente cerca de nosotros: la guerra contra el narcotráfico.

Pero el sólo uso de esas palabras no son suficientes para pensar que tenemos un dominio pleno ni siquiera del uno por ciento de lo que pasa, de la iniquidad de la situación, de los muertos y de las muertes, de las cifras, del peligro, de la gravedad de las cosas.

No. De la guerra contra el narco, el comandante Creisi asegura sin titubear:

"Las cifras oficiales están 'tijereadas', porque esas también las controlábamos nosotros".

Dueño de una vida azarosa, bajito, cuadrado, moreno, muy moreno, y con una infancia acorde al perfil de cualquier delincuente: pobre, criado por una madre maltratada y un padre alcohólico y golpeador, ya siendo militar, destruyó plantíos de marihuana, ganó ascensos, dinero, poder; y con el poder consiguió impunidad: vendió drogas, traficó armas, libró seis procesos judiciales. Tuvo hasta en su círculo de amistad a la mismísima 'abogada de los narcos' Silvia Raquenel Villanueva.

Sin tratar de impresionar, da pistas de la fórmula de como funcionan las cosas: 

"¿Que cómo se mantienen bajas las cifras oficiales? Cuando uno abre una plaza, te aseguras de que la gente a tu alrededor te cuide. La gente recibe la ayuda que les damos. En fiestas, navidades, años nuevos... Tú paga y nadie va a denunciar. Y si eso no funciona, pues el cártel actúa"

Habla de la olvidada importancia en el negocio de no llamar la atención y de mantener el orden: una plaza que no se denuncia, es una plaza que no se calienta, y donde se puede trabajar.

Se ordena el silencio a los reporteros y sus jefes.

Se dejan de registrar cifras, se pierden expedientes.

La gente realmente no sabe nada, deja el saber: se controla quién extorsiona, secuestra, mata o alinea policías, sino que también controlan los reportes de los ministerios públicos.


"Se capturan averiguaciones previas o carpetas de investigación sin folios y le dicen a la gente que están investigando aunque pasen años... al gobierno no le conviene decir la verdad. Muchos estados llevan tregua con el narcotráfico".

NADIE NUNCA, SABRÁ EL VERDADERO TAMAÑO DE LA TRAGEDIA

Pero el comandante Creisi ya nada de eso es y ya nada de eso le toca. Es pasado. Ahora sólo cuenta de vez en cuando y con cautela sus proezas desde su nuevo hogar, un refugio cristiano para antiguos adictos y miembros del crimen organizado: la Casa de Rescate Cristo Vive.


Simplemente de algo está seguro: DE LA LUCHA CONTRA EL NARCO SABEMOS POCAS COSAS, LAS AUTORIDADES SON POCO CONFIABLES Y EN MÉXICO NO SE DENUNCIA Y HAY MOTIVOS PARA NO DENUNCIAR.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada