Misterioso fin del violento “Gross” del CJNG; sin escoltas ni armas, diez balazos acabaron con su vida

Arturo Gómez Herrera fue asesinado en una peluquería en la capital de Jalisco. El narcotraficante vinculado al CJNG no portaba arma alguna ni tenía escolta.

Sin demora, un día después del crimen, el cadáver fue entregado a una mujer. De acuerdo a reportes de inteligencia, lo suplen sus segundos identificados con los alias “El Charmin” y “El 50”. Las autoridades consideran que su asesinato reducirá la incidencia de homicidios 


 A Arturo Giovanni Gómez Herrera “El Gross” lo asesinaron en Guadalajara, ciudad a la que habían huido por tres razones: 

1.-Desde principios de 2016, algunas células del mismo Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) con el que delinquía en Tijuana, le habían puesto precio a su cabeza. “En realidad existe una fractura entre el Cártel Arellano y los del Cártel Jalisco y sus asociados, provocada por Arturo Gómez Herrera, consideramos que no tan profunda y que la van a resolver eliminando al lugarteniente que la provocó. 


‘El Gross’ en cualquier rato va a aparecer muerto”, dijo un investigador a ZETA en febrero del presente año, tras una jornada de asesinatos y narcomantas. 

2.- También los del Cártel de Sinaloa lo querían matar. Mensajes en cartulinas dejados sobre cadáveres torturados o mutilados, localizados en las colindancias de la colonia Sánchez Taboada de Tijuana y en las conurbaciones de este municipio con Tecate y Rosarito, exponían la rivalidad entre Gómez representando a los traficantes de Jalisco y Víctor Hugo Meza López “El Griego”, del Cártel de Sinaloa. 

3.- Igualmente, se fue para evitar ser perseguido o detenido por las autoridades del Grupo Coordinación. Dada la violencia de los ataques del “Gross” y su grupo, las corporaciones insistían en la necesidad de neutralizarlo, incluso en lo que va del año, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) intentó obtener dos órdenes de aprehensión en su contra, una por homicidio y otra por narcomenudeo, en el caso del asesinato, el juez se las negó más de dos veces por considerar que los testigos no identificaban plenamente al matón, al no mencionar su nombre completo y todos sus apodos. 

Los suplentes 

Las áreas de inteligencia del Consejo Estatal de Seguridad de Baja California consideran que la reestructuración de su célula criminal no tendrá problemas, porque desde que se fue del Estado, eran dos hombres quienes hacían cumplir sus órdenes, y estos deberán ser quienes queden a la cabeza. 

Los tiene identificados pero, mientras obtiene más datos, los mencionan por sus alias: Asesinado en una peluquería en Guadalajara 

* “El Charmin”, familiar directo de Gómez Herrera, está a la cabeza de sujetos apodados “El Caimán”, “El Kika”, “El Pichón” y “El Dany”. 

* “El 50”y/o “El Goofy”, cuya célula indican las Policías, está integrada por Figueroa “El Snok”, Castillo “El Rifat”, Gómez “El Panchito” y Ramírez “El Burger”.

 A este mismo grupo pertenecen Jonatan Soto, detenido por homicidio en octubre de 2015; César Alonso Bueno Martínez “El Morral” o “El Rasek”, capturado como asesino en febrero de 2016; Juan Manuel Bernardo Marcelino, aprehendido por narcomenudeo en octubre pasado; Javier Antonio Esquer Rentería, preso en mayo de 2015 por posesión de dos armas de fuego y posteriormente liberado. 

Esperan reducción en asesinatos 

Respecto a las consecuencias del asesinato del “Gross” José María González, subprocurador de Investigaciones Especiales, manifestó:

 “Creemos que van a reducir los homicidios porque tenemos información que él ordenaba las ejecuciones desde Guadalajara telefónicamente, daba instrucciones. Muchas de las cartulinas las redactaban desde Guadalajara, les decía lo que tenían que escribir y las ponían sobre los cuerpos. La gente que ha estado detenida con nosotros o presentada, nos ha referido eso”. 

— ¿Qué pasará con el control y la presencia que tiene el CJNG en Sánchez Taboada, La Presa y parte de Tecate? 

“Yo me quedo más en la Sánchez Taboada y un poquito Los Pinos. Cuando hemos detenido a sus presuntos socios criminales, nos han dicho frases como ‘Me dicen que para el Cártel Jalisco’ o ‘Me dicen que para la cafetera’, pero como los detenidos pertenecen a una parte de la estructura muy baja, gente que les pagan 2 mil o 3 mil pesos por matar o les permiten quedarse con 50 pesos de cada 100 pesos que venden de droga, pues no traen mucha información”.

 — Como a Gómez Herrera, si lo matan alguien lo suple. ¿Así funcionan estos grupos?

 “Sí, pero sí esperamos que no bajen los homicidios, al menos si no está esa cabeza visible. Nos dicen que era una persona muy violenta, muy bélica, que hasta la gente de su grupo mataba u ordenaba ejecutar, entonces esperemos que sin su presencia empiecen a bajar los homicidios”.

Cuestionado por diversos reporteros, en la semana que concluye, el encargado de despacho de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Tijuana, José Luis López Medina, dijo respecto al CJNG que “El Gross” era una de las principales caras públicas: 

“No sé si se ha fortalecido, pero sí le hemos visto nosotros mayor presencia. Nosotros estamos todos los días patrullando en la calle, y en las entrevistas primarias nos enteramos que pertenecen a ciertos carteles o que manifiestan ser del Cártel de Jalisco Nueva Generación, sí hemos visto su presencia pues más… más aquí en la ciudad. Incluso se nota también en las ejecuciones, en las narcomantas no lo podemos nosotros ocultar, porque ustedes son los testigos todos los días”. 

 Sin arma ni escoltas 

El asesinato de Arturo Giovanni Gómez Herrera pasó desapercibido en Guadalajara durante varios días. Ante tantos crímenes sucedidos en la misma semana, el homicidio de un hombre “no identificado”, dentro de una peluquería, fue desdeñado por los medios de comunicación, pues solo algunos le dieron difusión. 

La noche del jueves 27 de octubre, aproximadamente a las 9:00 pm en la estética ubicada en el cruce de Calzada Independencia y Avenida Sierra Madre, Colonia Independencia de la capital tapatía, se realizaba el último corte de cabello antes de cerrar sus puertas a la clientela.

El peluquero daba los últimos recortes sobre la cabeza de un hombre de unos 30 años de edad, cuando de repente arribaron al lugar dos sujetos, uno de los cuales ingresó al local y disparó la carga de un arma tipo escuadra calibre nueve milímetros sobre la humanidad del cliente. 

Mientras la persona baleada se desplomaba hacia el suelo con todo y silla, los sicarios abordaron una motocicleta y a dos cuadras de distancia abandonaron el vehículo para continuar su huida por otros medios. El cadáver del varón quedó tendido entre el ingreso al negocio y la banqueta. 

Paramédicos de la Cruz Verde que acudieron en auxilio de la víctima corroboraron su deceso y dieron aviso al Servicio Médico Forense. Peritos de Criminalística de Campo de los Servicios Periciales estatales acudieron al sitio para realizar la fijación de indicios y el resto del protocolo en crímenes. 
Arturo Giovanny Gómez Herrera 

Aunque se contabilizaron más de una decena de casquillos, más tarde, en la morgue el dictamen de la necropsia asentó que el cuerpo del “Gross” solo presentaba cinco heridas producidas por proyectiles de arma de fuego. 

 “Mi papi Arturo”, identificado 

En la fe ministerial de cadáver se asentó que la víctima contaba con múltiples tatuajes en todo el cuerpo, de los cuales destacaban el dibujo de un beso (labios) en el hombro derecho, el número 664 y el rostro de una niña. 

Cuando Gómez Herrera fue detenido y liberado en abril de 2010 por el delito de portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército con fines de comercio y venta en Baja California, en su ficha quedó consignado que presentaba los siguientes tatuajes en el brazo derecho: el nombre Dana y una bebé, letras chinas y lunares en el pecho.

El documento que portaba como identificación al ser asesinado era una licencia de conductor otorgada por la Secretaría de Movilidad de Jalisco, traía su foto, con una imagen muy similar a la imagen en poder de las autoridades locales, pero con bigote y a nombre de Luis Ricardo Rodríguez Quezada. 

La identificación oficial de Arturo Giovanni Gómez Herrera la habría realizado una mujer que se identificó como su esposa, cuyo nombre no fue proporcionado y, según las primeras versiones, declaró ir por el cuerpo de Ricardo Rodríguez.

Sin embargo, conforme a datos proporcionados por investigadores de Jalisco a los de Baja California, uno de ellos le mostró a un niño que acompañaba a la mujer la foto de la credencial y le preguntó si sabía quién era, y el menor afirmó diciendo: “Mi papi Arturo”. 

Al final, pese a la confusión de nombres y de que personal de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) no había llegado para corroborar la identidad del asesinado, al día siguiente del homicidio, la mujer únicamente acreditó el entroncamiento legal entre la persona y el fallecido, y sin ninguna traba se hizo la entrega del finado. 

 Miedo en Jalisco 

Tuvo que transcurrir una semana para que autoridades de Jalisco confirmaran que un hombre ejecutado dentro de una barbería en Guadalajara era el narcotraficante Arturo Giovanni Gómez Herrera “El Gross”, miembro del CJNG en Baja California. 

Finalmente el jueves 3 de noviembre, el fiscal general de Jalisco, Jesús Eduardo Almaguer Ramírez, apareció en un acto público en la entidad y respondió afirmativamente a la pregunta de sí estaba confirmada la identidad que los medios de comunicación fronterizos habían dado sobre el cadáver del baleado en Guadalajara. 
Narcomanta en el bulevard Fundadores 

Sin dar detalles, solo confirmó que el ejecutado era Gómez Herrera y militaba en el CJNG. “La información que tenemos es que había participado, esta última ocasión, con otro grupo delictivo, hoy estaba con un grupo delictivo que ha estado en los últimos años en Jalisco y al parecer en nuestros informes de inteligencia estaba en Tijuana también participando”. 

Para el funcionario, el asesinato del “Gross” es uno más de los crímenes que se investigan por parte de la dependencia a su cargo, sin que hasta el momento la Policía Ministerial cuente con alguna línea de investigación definida. Y es que durante octubre ocurrieron 56 homicidios tan solo en la Zona Metropolitana de Guadalajara. 

Agentes investigadores no descartan que de hallarse elementos para vincular el hecho al narcotráfico se solicite a la Procuraduría General de la República que ejercite su facultad de atracción para conocer de la carpeta de investigación. Por lo pronto, el martes 1 de noviembre, personal de la SEIDO anduvo husmeando al respecto en el Servicio Médico Forense. 

“No sabían quién era el muerto cuando recibieron la información de Baja California, se asustaron”, manifestaron desde el Grupo Coordinación.

Tras la confirmación del asesinato del “Gross”, la siguiente información del CJNG en Tijuana se conoció la noche del miércoles 2 de noviembre, cuando manos criminales guindaron el cuerpo de un hombre en el puente peatonal localizado sobre el Bulevar Benítez, a la altura de la Comisión Federal de Electricidad, en la colonia Yamille, en Tijuana. Acompañaron el cadáver con una cartulina en la que se leía: “Así van a kedar Todos los chapulines y batakas de las lacras y chompas. Atte: CTNG”. 

Siguen mantas vs ministeriales; SIE habla de “fuego amigo” 

Tras la primera manta localizada la noche del miércoles 26 de octubre en la barda trasera de las oficinas de la PGJE, en las inmediaciones de la Central Camionera, donde acusaban a los agentes del grupo de narcomenudeo Ramírez Cruz, Ramírez Castro, Santoyo Núñez, Ayala y su comandante Ramón Galván de haber robado a traficantes una droga en el Bulevar 2000 y haberla escondido en instalaciones de la Procuraduría del Estado para luego disponer del enervante, dos mantas más fueron colgadas en distintos puntos de Tijuana. 
Amenaza en el puente de El Campestre 

La segunda apareció el viernes 28 de octubre sobre un puente peatonal del Bulevar Fundadores. El mensaje volvía a acusar y amenazar a los agentes antes mencionados, pero incluyeron también a los investigadores del Grupo Antisecuestros sin dar nombres. 

La amenaza pública agregó frases como: “A CADA COCHI SE LLEGA SU NAVIDAD “, “ACUÉRDENSE QUE LAS BALAS TRASPASAN LAS LAMINAS” y “SUERTE RATEROS CON CHAROLA”. 

Al expediente de este hecho, se le adicionó que un jefe del mencionado grupo recibió la noche del jueves 27 de octubre, llamadas telefónicas a su número celular personal en las que lo amenazaron, sin embargo, este agente también consideró que la advertencia telefónica provenía de otro policía. 

La tercera manta fue descolgada colgada la madrugada del martes 1 de noviembre en el puente peatonal ubicado frente Club Campestre y Centro Escolar Agua Caliente, sobre el Bulevar Agua Caliente, en el fraccionamiento Aviación. El mensaje: “TAMBIEN CONMIGO VAN A TENER PROBLEMAS X ROBARME 30 KILOS DE PERICO EN LA CHAPULTEPEC Y 20 EN PLAYAS DE TIJUANA ESTO VA PAUSTEDES PERROS RATAS MINISTERIALES VAN A CHINGAR A SU MADRE DE PARTE DE CHAVALON”. 

Primero amenazaron a los agentes de narcomenudeo, después agregaron a los de Antisecuestros y en la tercera a la Policía Ministerial e incorporan el alias de un presunto criminal al que identifican como “Chavalón”, que ninguna autoridad tiene ubicado en algún organigrama. 

Con la tercer narcomanta, dejaron una mochila tirada con basura, dentro estaba una envoltura de regalo con figuras de catrinas que embonaban perfectamente con el recorte que hicieron para usar como colchón de la granada de utilería que dejaron en la primera manta. 

Para el subprocurador de Investigaciones Especiales, José María González, cuyos agentes llevan la investigación de las mantas, en esas amenazas con “fuego amigo” no señaló a ninguna corporación porque no tiene pruebas materiales, pero recalca: 

“El contenido es básicamente un lenguaje muy policiaco, hablan de vehículos, de fechas, de videocámaras, nombres con dos apellidos y me llama mucho la atención que al final viene un reclamo de gobierno corrupto, ¿qué grupo de delincuencia organizada que su fin es corromper las autoridades para facilitar su tráfico y distribución de droga, homicidios y secuestros, hace un reclamo al gobierno corrupto?”, cuestionó. 

González recordó que los mensajes de grupos criminales usualmente son de tres o cuatro renglones, sin dar explicaciones vierten la amenaza y la firman. 

— ¿Hay videos de los perpetradores? 

“En la primera manta hay una cámara que sí capta un masculino colgando la manta, con algo para apoyarse y subir porque la barda era muy alta, creemos que era escalera. Se está tratando de limpiar la imagen con Periciales porque no es muy nítida. En el caso de la tercera manta hay dos cámaras de video en el puente, creemos que ahí se va a ver un poquito más”. 

— ¿Los agentes que se mencionan, tienen antecedentes? 

“Todos son de narcomenudeo, los antecedentes tendría que checar así en mente no, corresponde a Visitaduría, no he preguntado porque esa es parte de su investigación. Pero que yo sepa, no, porque yo le notifico los citatorios a Visitaduría”. 

— ¿Revisaron las cámaras en las diversas oficinas de la PGJE, narcomenudeo, robo de vehículos?

“En narcomenudeo no hay desde que llegamos a esas oficinas, las otras no”. — ¿Quién está investigando lo de las mantas? “El Grupo Antisecuestros”. 

— ¿Cree que el robo de droga existió? 

“Creo que por las cantidades que manejan -droga con valor aproximado de 3.2 millones de pesos- ahí ya hubiera habido una reacción diferente desde el 17 de octubre, hay tiempo suficiente para que hubiera pasado algo, por mi experiencia sé que por un robo de droga viene reacciones distintas”, las cuales se negó a precisar, pero destacó, “no son mantas informativas”.

 “En caso que en las investigaciones realizadas apareciera que hay elementos para confirmar el robo de droga, los involucrados serian removidos, con independencia de la responsabilidad penal que pudieran tener”, puntualizó el subprocurador. 

 En operativos de la SEIDO en Tijuana, decenas de restos humanos 

Del martes 1 al jueves 3 de noviembre, operativos realizados por la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) y la Asociación Unidos por los Desaparecidos de Baja California, resultaron en el hallazgo de más de 80 restos humanos. 

Así lo explicó el presidente de la asociación, Fernando Ocegueda Flores, quien agregó que hubo participación tanto de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) como de la División de Gendarmería. 

Los restos fueron hallados dentro de un hoyo de tres metros de profundidad, entre los fraccionamientos Colinas de La Presa y Villa del Álamo en Tijuana, y se calcula sean entre 80 y 100 piezas, mismas que serán llevadas al centro del país para realizar las pruebas de ADN, a fin de cotejarlas con el banco de muestras de familiares que buscan a sus familiares. 

Otras zonas en las que buscaron, son el Ejido Maclovio Rojas y el Cañón de la Manteca en Tecate, donde los operativos continuarán en los siguientes días. Las ubicaciones para las búsquedas, recordó Ocegueda, son producto de investigaciones de las autoridades ministeriales, algunas reveladas por detenidos por delincuencia organizada. 

Información extraoficial dicta que la búsqueda se ha centrado en una persona desaparecida desde diciembre de 2015, pero reportada en julio de este año. Sin embargo, los datos no se han podido confirmar. 

En lo que va del año se han realizado siete operativos en Tijuana, logrando obtener solo siete muestras de ADN (procedimiento que demora entre tres y cuatro meses en la SEIDO), ninguna de ellas ha coincidido con la de personas que busquen a un familiar desaparecido en la localidad. 

 711 crímenes en Tijuana

 Durante octubre, en Tijuana fueron cometidos 72 asesinatos, y en tan solo tres días de noviembre, la estadística registra siete homicidios, que dan un total de 711 muertes en lo que va de 2016. 

Entre los últimos hechos que datan en esta frontera, destaca el hallazgo de un hombre colgado sobre un puente peatonal sobre Bulevar Benítez, a la altura de la Comisión Federal de Electricidad, la noche del 2 de noviembre. 

El cuerpo tenía un narcomensaje escrito en una cartulina color azul, con letras negras y rojas que decía: “Así van a kedar Todos los chapulines y batakas de las lacras y chompas. Atte: CTNG ” . 

La víctima se encontraba atada de pies y manos con cinta adhesiva color negro, así como el rostro “enteipado”. Esa misma noche fue asesinado Miguel Ángel Ledesma Silva “El Viejo Loco” o “El Feto”, de 40 años. 

Fue agredido en la calle Tercer Allanamiento, en el fraccionamiento Homex Palma Real. El occiso, originario de Hidalgo, Durango, presentaba lesiones en tórax, dedo meñique, muslo derecho, pierna derecha, supraescapular izquierdo, glúteo derecho, pierna derecha e izquierda. 

Aún con vida, el sujeto fue trasladado a la Clínica 1 del IMSS, donde falleció minutos más tarde. Crimen frente a la CFE Por la madrugada de ese día en la Rampa Monte de los Olivos, a la altura del Proyecto Morado, en la colonia Imaq Tijuana, fue localizado el cuerpo calcinado de un hombre. 

El 90 por ciento de su cuerpo tenía quemaduras de segundo y tercer grado. 

El martes 1 de noviembre, fue localizada una persona ejecutada y calcinada dentro de un desarenador, en la colonia Morelos. Presentaba varios impactos de bala. 

El lunes 31 de octubre, un hombre fue acribillado con arma de fuego sobre la calle Carlos y Avenida Centenario, Colonia Cuauhtémoc. 

El mismo día una joven identificada como Galilea Núñez Sosa, de 16 años de edad, fue ultimada de un tiro en la espalda cuando se encontraba sobre las calles Primero de Mayo y Fuerte Saucilla de la colonia Mariano Matamoros Norte. Pleito entre narcomenudistas, el móvil del asesinato. 

El domingo 30 de octubre, sobre el Bulevar 2000 en la colonia Altiplano, entre los matorrales se encontraba el cadáver de un hombre de entre 35 y 40 años. Estaba atado de manos y presentaba huellas de violencia en el rostro, así como un surco en el cuello. También ese día se registró un ataque armado sobre el Bulevar Cuauhtémoc, a la altura de la colonia Laderas de Monterrey. 

Las víctimas iban a bordo de un automóvil Nissan Altima color negro, cuando fue baleado por sujetos desconocidos. En los hechos murió el copiloto, de entre 30 y 35 años de edad. Mientras que el conductor, de nombre Cristian Tamayo Lizárraga, resultó herido; murió más tarde en un nosocomio. 

El sábado 29, un hombre fue ejecutado al interior de su domicilio en la colonia Margarita Morán.

 La víctima, de entre 30 y 35 años de edad, tenía heridas en brazos y tórax. Mientras que el viernes 28 de octubre, en la colonia Mariano Matamoros Norte, un hombre fue ejecutado dentro de un domicilio de las calles Rafaela López Aguado y María Tomasa Estévez. A la alza, homicidios en Ensenada 

La cifra de homicidios va en aumento en Ensenada. 

En 2015 se registraron 42 casos de enero a septiembre del 2015, en la misma fecha, pero de 2016, van 53 asesinatos. 

La mayoría de las muertes son relacionadas con narcomenudeo y narcotráfico, dijo la procuradora de Justicia del Estado, Perla del Socorro Ibarra Leyva. Del total de homicidios en el municipio, más de la mitad sucedieron en las delegaciones del sur: Punta Colonet, Vicente Guerrero, Camalú y San Quintín. 

En contraparte, Ibarra Leyva destacó que para la institución, en materia de delitos hay una disminución del 16 por ciento en la incidencia delictiva en 2016, como robo a casa habitación, comercio y vehículos. En comparación a las 11 mil 139 de 2015, este año solo ha habido 9 mil 357 denuncias.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada