"La Familia Michoacana" llora como niña y acusa colusión entre ALCALDE DE TELOLOAPAN Y "GUERREROS UNIDOS"

CHILPANCINGO, Gro.- El grupo delictivo La Familia Michoacana difundió videos en redes sociales en los que acusa al alcalde perredista de Teloloapan, Robel Uriostegui Patiño, de recibir dinero del narco y estar coludido con el grupo delictivo Guerreros Unidos.

El grupo delictivo afincado en Arcelia, afirma que desde la campaña pactaron con Uriostegui Patiño a través del exalcalde de Teloloapan, Ignacio de Jesús Valladares Salgado, pero que ambos rompieron el acuerdo y ahora entregan un millón de pesos al actual líder de Guerreros Unidos, Ángel Casarrubias,

Este último es, a su vez, hermano de los fundadores de Guerreros Unidos, Mario y Sidronio, ambos presos por su presunta responsabilidad en la masacre y desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Esta tarde comenzó a circular en YouTube un video titulado “Hijo de Santana Ríos dándole un mensaje al alcalde de Teloloapan”, donde aparece un joven que se identifica como Ulises Ríos Estrada, quien afirma que su padre Santana Ríos Bahena le entregó 10 millones de pesos al actual edil perredista Robel Uriostegui cuando estaba en campaña y ahora se niega a pagar el préstamo.

Santana Ríos Bahena es un empresario de la región de Tierra Caliente que exporta melón a Estados Unidos, señalado por sus presuntos nexos con el narco, vinculado directamente con el líder de La Familia Michoacana, Johnny El Mojarro Hurtado Olascoaga y quien presuntamente fue ejecutado hace unos meses por el grupo delictivo de Los Tequileros, indican reportes oficiales.

En otro video difundido por la misma plataforma y como extensión del primero, se observa a un sujeto armado frente a otros hombres, quienes se asumen como miembros de la Familia Michoacana y acusan al grupo de autodefensa de Teloloapan, denominado La Tecampanera, de estar vinculado a los Guerreros Unidos.

También, responsabilizan al exalcalde y al actual presidente municipal de Teloloapan, Ignacio Valladres y Robel Uriostegui respectivamente, de traicionar a la Familia Michoacana para respaldar financieramente a los líderes de Guerreros Unidos.

Desde octubre de 2012, Proceso exhibió el panorama con las autoridades municipales electas en ese momento y específicamente el caso de la zona norte, región clave en las rutas de la droga hacia el centro del país, que ya era disputada por los grupos delincuenciales de La Familia Michoacana y Guerreros Unidos.

En ese entonces, el exalcalde de Teloloapan, Ignacio Valladares trató de deslindarse luego de que fue exhibido en YouTube pactando con líderes de La Familia. Mientras que el exalcalde de Acapetlauaya, Eleuterio Aranda Salgado, El solitario del sur, se exhibía cantando narcocorridos para exaltar a los pistoleros de este grupo delincuencial.

Para el exgobernador Ángel Aguirre esta trama que involucra a delincuentes y a los nuevos alcaldes de ese momento, no es una historia desconocida. En noviembre de 2010 empezó su campaña por la gubernatura en Teloloapan y en ese tiempo, según reconoció él mismo ante la prensa, fue invitado a una comida en el Rancho San Andrés, propiedad de Bernardo Lagunas Contreras y patrocinada por Santana Ríos Bahena –el primero empresario del ramo hotelero y aficionado a los caballos, y el segundo conocido productor de melón; ambos señalados por sus presuntos nexos con el narco, de acuerdo con informes oficiales consultados por Proceso.

El encuentro, agendado por el actual senador priista Sofío Ramírez, fue promovido por un grupo de políticos perredistas que triangularon posiciones en la zona norte para mantener sus cotos de poder, entre los que se encuentran el actual alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre y el diputado federal del PRD, David Jiménez Rumbo.

Dos años después, el nivel de narcopolítica y colusión de autoridades con la delincuencia tuvo su máximo nivel con el caso Ayotzinapa.

Ahora, la misma historia se repite ante un conflicto armado en la misma zona norte donde La Familia y Guerreros Unidos mantienen una brutal confrontación por el control de esta zona estratégica del narco que vuelve a exhibir graves niveles de corrupción y colusión gubernamental que involucra a autoridades actuales del PRI y PRD.

La disputa entre criminales en esta franja que permea a políticos y autoridades, muestra al gobierno de Héctor Astudillo Flores omiso y al gobierno federal inerte ante la infiltración del narco en la estructura gubernamental.

Los mensajes

A continuación se transcriben los diálogos y mensajes de los videos difundidos esta tarde donde acusan al alcalde perredista de Teloloapan de presuntos nexos con el narco:

–Nosotros somos de La Familia Michoacana. El jefe nos mandó a traerte para preguntarte. Sabemos que tu padre Santana Ríos le financió para la campaña al actual presidente de Teloloapan Robel Uriostegui Patiño. ¿Tú sabes con cuanto lo financió?

–Sí señor, lo financió con 10 millones de pesos.

–¿Te los pagó?

–No, no me pagó nada, de hecho fui a hablar con él dos veces a las oficinas de la presidencia, las dos veces que nos reunimos dijo que sí que me iba a pagar, que no me preocupara, que nomás que empezara a trabajar bien me iba a pagar todo lo que me debe.

–¿Cuándo fue la última vez que tú hablaste con él?

–La última vez que hablé con él fue por teléfono y me dijo que no me debía nada y que no me iba a pagar nada que le hiciera como yo quisiera.

–Eso queríamos saber para arreglar este pedo.

Video dos

“Esto que está pasando en Teloloapan, es gracias al expresidente Ignacio de Jesús Valladares y actual presidente municipal Robel Uriostegui porque para llegar a la presidencia nosotros, La Familia Michoacana, le dimos el apoyo.

“Pero cuando llegó al poder ya no quiso cumplir con lo que habíamos acordado y ahora le da protección a los Guerreros Unidos y al puto de Ángel Casarrubias le da un millón de pesos por mes. El tesorero paga 50 sicarios de La Beba y El Topo.

“Los comunitarios son Guerreros Unidos. El problema no es con ustedes gente humilde trabajadora de Teloloapan pero mientras sigan apoyando a los comunitarios seguirá muriendo más gente y esta guerra nunca va a terminar.

“Putos comunitarios no pidan ayuda al gobierno si todos los muertos es culpa de ustedes.

“Gente del gobierno dense cuenta que todos los líderes de los comunitarios son Guerreros Unidos.

“En Apaxtla, se encuentra Misael Figueroa Tapia, Cayetano Sotelo y Saíl Uriostegui. En Teloloapan están Juan Carlos La Beba y El Topo, apoyados por Ángel Casarrubias y el gerente del banco Banamex.

“Ustedes mataron a los normalistas y se disfrazan de comunitarios. No se hagan pendejos militares ellos son los causantes de esa masacre y ustedes todavía los protegen”, acusan los presuntos miembros de La Familia Michoacana.

      

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada