La entrevista a un sicario de Guerreros Unidos (II): “Ahorita van a ver, hijos de su puta madre, ahorita van a hablar”

El otro chavo de la patilla dijo que el mentado 'Cochiloco' estaba metido con el director de la Normal, y que ellos, con las marchas, hacían que se metiera gente... los 'contras'”

El sicario Jonathan Osorio Cortés, conocido como "El Jona", fue sometido a una entrevista sicológica poco después de su detención en octubre de 2014. En esa entrevista videograbada Osorio relató cómo fue llamado a “alistarse” la noche del 26 de septiembre de 2014.

Relató cómo se encontró con otros sicarios en casa de Patricio Reyes Landa, alias "El Pato", y cómo se trasladó con ellos a Iguala, en donde le entregaron a cuatro jóvenes. “Todos iban pelones. A un chavo ya nos lo pasaron asfixiado, con un golpe por acá de este lado de la cabeza”, dijo.

Según "El Jona", subieron a los jóvenes a un vehículo y les fueron preguntando “qué "show", quiénes eran, qué sabían, por qué iban, a qué se dedicaban”.

“Nunca nos dijeron que eran estudiantes —contó—, simplemente que ellos no sabían nada”.

“Ah, ok”, les decían los sicarios, “ahorita vas a hablar”.

Transcribo la segunda parte de la entrevista

—Nos regresamos tantito. ¿Quién iba conduciendo?

—¿La Nissan? La llevaba "El Wasa". El de tres y medio,"El Memín".

—Gente del mismo grupo...

—Exacto.

—Dice que [los alumnos] estaban pelones. ¿Hay alguna explicación que hubiera salido en ese momento de por qué estuvieran todos pelones?

—A ese punto voy. En su momento no se les preguntó ya nada: “Ahorita van a ver, hijos de su puta madre, ahorita van a hablar”. Ya se la saben.

—¿Y luego?

—Llegamos al basurero. Yo comencé a bajarlos y conforme yo los iba bajando con "El Memín", "Duva", "El Terco" y "La Rana", empezamos a detonar. "El Pato" detonó cinco veces y se retiró con "El Wasa".

—¿A qué se refiere con detonar? ¿Sólo que dispararon o que dispararon sobre alguno de los muchachos?

—Las cinco veces que detonó fueron hacia cinco chavos de los que bajaron. Y ya de ahí se retiró porque tenía “halcones” y como ahí no hay señal donde estábamos tenía que subir al cerro o tenía que bajar a la camioneta… Y ya esa era su función de "El Pato": ir, venir, checar, ir, checar que no viniera el gobierno, que no entraran camionetas… Y ya "La Rana" y todos esos, así como se los íbamos pasando…¡Tas!... les pegaban. “¿Y a ver, no van a decir?”. Y les pegaban balazos.

Para esto acababan de bajar los chavos. Quedaban vivos unos ocho, ocho chavos, de esos ocho chavos nada más participé de tres, que era "El Cochiloco", que era un delgado medio orejoncillo güerillo, y de otro gordo patilludo.

El delgado, al ver que detonaban en la cabeza y ya caían muertos dijo que no le hicieran nada, que él iba a contar todo lo que sabía, entonces le dijeron: “Ya estás, tú sabes. A ver, ¿quién es el que los manda? ¿Cómo es ese "Cochiloco"?”. “Es el único greñudo que viene”.“¿Y ustedes por que están pelones?”. “Porque él nos ordenó que nos rasuráramos así”.“¿Por qué?”. “No sé. Que todos los de primero tiene que rasurarse pelones...”.

Entonces "El Cochiloco"… su peinado y con tenis. Y entonces había como de unos ocho a diez chavos que llevaban tenis y los demás llevaban huaraches y pañuelo. Y a los ocho chavos yo les encontré tres capuchas y entonces les dije: “Qué pedo con esto, ¿no que son estudiantes, por qué tienen capuchas?”.

Pero para esto ya no hablaba "El Cochiloco" y entonces se los llevaron para entrevistarlo. Y ya pues yo de la entrevista ya no supe, porque se lo llevaron unos ocho o diez metros de la parvada donde teníamos a los otros chavos.

Y ya el otro chavo de la patilla dijo que el mentado "Cochiloco" estaba metido con el director de la Normal, y que ellos a través de las manifestaciones, de las marchas que hacían ellos, hacían que se metía gente. “¿Y quién era esa gente?”. Y ellos: “Pues son los contras”. Y pues nosotros las únicas contras que hasta ahorita nos estaban peleando eran "Los Rojos".

Entonces, ya de ahí: “Sale, sobres, hazte a un lado, te vamos a dejar vivir namás porque dijiste, piénsate qué vas a decir más”.

Pero pues ya no dijo nada el chavo. Nada dijo que lo sabía era que "El Cochiloco" andaba con…


—¿Algunos sobrevivió? Usted me dijo: “Le dijimos házte a un lado”. ¿Él vivió? ¿Sobrevivió?

—No, él fue de los últimos que ora sí quedó con vida, pero igual se decidió.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada