Joaquín "El Chapo" Guzmán dice "sentirse mal del cerebro","Se me están olvidando las cosas" dijo el CAPÓ

Según el peritaje, la medicación que se le subministra en el penal genera que se acuerde del pasado, pero no de los hechos más recientes. “Se me olvidan cosas que tengo que platicar con el abogado”, aseguró el capo narco, que también se refirió a episodios de su infancia.

Joaquín "El Chapo" Guzmán "se siente mal del cerebro". Así lo señaló en un peritaje el capo del cártel de Sinaloa, encarcelado en el Centro Federal de Readaptación Social número 9, en Ciudad Juárez, México. según el medio local La Jornada que tuvo acceso al informe.

En 2015, el narcotraficante se escapó por un túnel de un kilómetro del penal de máxima seguridad de El Altiplano (centro). Se trató de segunda fuga de una cárcel federal, luego de que consiguiera evadirse en enero de 2001. Fue recapturado en 2014.


Sobre cómo le afecta su condición penitenciaria, Guzmán indicó que le provoca "sentirse mal del cerebro". "Se me están olvidando las cosas. Para ir al baño a bañarme, se me olvida la toalla. Se me olvidan cosas que tengo que platicar con el abogado", dijo el narcotraficante y agregó: "El medicamento me trae muy mal, pero lo necesito y se lo pido al doctor".

"El Chapo" indicó que se encuentra "aislado de la población", que "no convive con otros internos" y que "solamente mira a los policías".

La medicación que se le subministra en la cárcel, genera que se acuerde del pasado, pero no de los hechos más recientes, según el peritaje.

Evocó "escenas en las que se encuentra cortando leña, haciendo quehacer en el campo, en la siembra de maíz, frijol, cuidando el ganado, cuando desgranaba maíz para dar de comer a las gallinas y para hacer nixtamal", de acuerdo al piscólogo Eric Chargoy que realizó el peritaje.

El capo narco también recordó a su abuela: "Tenía ganado y ella ordeñaba. Era muy mandona con nosotros. Me mandaba por una vaca y si no se la traía, con una vaqueta para las vacas me daba. Me decía: 'Hínquese ahí', y había que hincarse, si no me iba peor". Respecto de su abuelo, dijo que "era normal" y agregó: "Muy poco me pegó".


En el informe, también consta que alrededor de los seis años, Guzmán empezó a asistir a la escuela. "En el rancho solamente daban clases de primero y segundo de primaria", dijo.

Guzmán reconoció haber tenido 10 hijos, producto de tres parejas. Cinco de sus seis hijos varones se dedican a la agricultura, entre ellos Alfredo e Iván, que las autoridades consideran como parte de la cúpula del cártel de Sinaloa. En cuanto a sus cuatro hijas, una es doctora, dos son pequeñas de cinco años y otra es licenciada en finanzas internacionales.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada