Estos son los Narcos consentidos de SEXENIO

El CJNG nació tras el abatimiento de Ignacio “Nacho” Coronel, uno de los principales líderes del Cártel de Sinaloa, en un operativo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), en Zapopan, Jalisco, el 30 de julio de 2010, de acuerdo con José Reveles, analista en temas de seguridad y autor del libro El Cártel Incómodo.

Cada sexenio ha visto florecer a un capo u organización criminal. Se dice que durante los gobiernos del PAN, el Cártel de Sinaloa fue el consentido o el menos atacado por las fuerzas federales. Durante el actual gobierno, en cambio, ha sido uno de los más golpeados y su principal líder encarcelado dos veces luego de haberse fugado. El CJNG ha visto incrementar su poder en cosa de tres años, pasando de controlar tres estados a tener presencia en la mitad del territorio nacional y ya es considerada como la organización criminal más poderosa de México, desplazando a otras como Sinaloa, Los Zetas o Los Caballeros Templarios.

El Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) es el que más rápido se ha empoderado entre todas las organizaciones criminales que operan en México, de acuerdo con una investigación publicada en Animal Político. Esta expansión ha tenido lugar en muy poco tiempo, prácticamente durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, cuando el cártel pasó de tener presencia tres estados (Jalisco, Nayarit y Colima) hasta llegar a los 14 en los que actualmente opera (sumados a los anteriores, Michoacán, Guanajuato, Veracruz, Guerrero, Morelos, San Luis Potosí, Estado de México, Aguascalientes, Baja California, Oaxaca y Chiapas).

Una de las características de este empoderamiento, señala la investigación, es que se trata del primer cártel que tiene presencia tanto en estados ubicados en el Golfo de México como en la región del Pacífico. Durante el sexenio de Felipe Calderón, las organizaciones criminales estuvieron delimitadas básicamente en dos zonas: en la región Pacífico controlaba el Cártel de Sinaloa mientras que en la región del Golfo estaban Los Zetas. Entre ambas, pequeñas manchas de distintos colores señalaban los municipios controlados por otras organizaciones como Cártel de Juárez, Cártel de los Arellano Félix, Caballeros Templarios o Cártel del Golfo.

Actualmente Los Zetas, sin embargo, se encuentran en un proceso de desmantelamiento a raíz de la muerte de Heriberto Lazcano, ocurrida el 7 de octubre de 2012 en el municipio de Progreso, Coahuila, y luego de la detención de Miguel Ángel Treviño Morales, el 16 de julio de 2013 en Nuevo Laredo, Tamaulipas. A causa de esta pérdida de liderazgo, una fracción de Los Zetas se agrupó alrededor de lo que empezaron a llamar Cártel del Noreste, con presencia en Nuevo León, Zacatecas y Coahuila, enfrentados ahora a los del Golfo y a lo que queda de Los Zetas.

Este debilitamiento ha sido aprovechado por el CJNG para ingresar en estados del Golfo de México como Veracruz y del centro norte como San Luis Potosí, hasta hace no mucho bastiones de la organización fundada por Arturo Guzmán Decena, el Z 1. El debilitamiento de otras organizaciones criminales también ha sido aprovechado por el CJNG. Es el caso de Los Caballeros Templarios en Michoacán, que a partir de la aprehensión de Servando Gómez Martínez, La Tuta, el 27 de febrero de 2015, quedó prácticamente en el limbo. El CJNG, con presencia incluso dentro de las policías comunitarias que surgieron para frenar los abusos de los Caballeros Templarios, ocupó de inmediato la plaza michoacana para comenzar a bajar por todo el suroeste de México y llegar a Guerrero, Oaxaca y Chiapas.

De ahí subieron por Morelos y Estado de México hasta llegar a la capital del país, en donde han colocado diversas mantas con mensajes al jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, advirtiéndole que si no quiere más muertos en la ciudad, deje trabajar al grupo. Estas aparecieron en la delegación Tlalpan, al sur de la ciudad y pegada a algunos de los municipios más inseguros del Estado de México, y en la Benito Juárez, bastión de la clase media y del PAN, considerado como el municipio más rico de América Latina. También aparecieron mantas del CJNG en la delegación Cuauhtémoc, actualmente gobernada por MORENA, el partido de Andrés Manuel López Obrador, una de las zonas más codiciadas por los narcomenudistas por la enorme cantidad de bares, antros, restaurantes y cantinas que se encuentran en la demarcación.

El CJNG,  ha logrado lo que ninguna otra organización criminal al superar en poderío y armamento a las Fuerzas Federales. Esto se pudo constatar el 1 de mayo de 2015, cuando lograron derribar un helicóptero de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en el inicio del Operativo Jalisco, en Tonaya, Jalisco, a 300 kilómetros al sur de Guadalajara. El helicóptero en el que viajaban 11 militares, dos policías federales y 5 miembros de la tripulación fue derribado con un lanzacohetes.

Incluso, los miembros del cártel intentaron asesinar ya en tierra a los pasajeros que habían sobrevivido a la caída. Como respuesta al Operativo, el CJNG paralizó la capital jalisciense con narcobloqueos en 39 puntos de la zona metropolitana y el incendio de gasolineras y bancos, además de bloqueos en otros 20 municipios de la región.

Según distintos informes de la PGR, actualmente el CJNG es el más poderoso y peligroso de México, superando incluso al Cártel de Sinaloa, que tras la detención de Joaquín Guzmán Loera ha sido fuertemente atacado por otras organizaciones criminales.

El CJNG nació tras el abatimiento de Ignacio “Nacho” Coronel, uno de los principales líderes del Cártel de Sinaloa, en un operativo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), en Zapopan, Jalisco, el 30 de julio de 2010, de acuerdo con José Reveles, analista en temas de seguridad y autor del libro El Cártel Incómodo.

El núcleo central del CJNG estaba conformado por integrantes de la organización de Los Valencia, que trabajaba al servicio del Cartel de Sinaloa a través de “Nacho” Coronel.

Tras la detención de Óscar Orlando Nava Valencia, “Lobo Valencia”, máximo líder de Los Valencia, la organización, ya fragmentada, se escinde en dos grupos: La Resistencia y el CJNG.

Comienza la disputa por Jalisco de ambas facciones. Sin embargo, La Resistencia (ya desarticulada) debe huir hacia Colima a causa de las embestidas del CJNG. Nemesio Oseguera Ramos, “El Mencho”, asume el mando de la organización y presuntamente es el principal líder del CJNG. Uno de los brazos armados del CJNG es “Los Matazetas”, que al principio sirvió al “Chapo” Guzmán haciendo incursiones en el estado de Veracruz para combatir a Los Zetas.

El 27 de julio de 2011, Los Matazetas anunciaron su aparición a través de un video difundido en internet y el 6 de octubre de 2011 abandonaron en una calle de Boca del Río, Veracruz, una camioneta con 36 presuntos integrantes de Los Zetas asesinados.

En algún momento, el CJNG se independizó del Cartel de Sinaloa, por lo que pasó a realizar una ofensiva directa contra las operaciones de sus antiguos aliados en Jalisco.

“Desde su nacimiento, [CJNG] fueron un poco autónomos con respecto a Sinaloa. Pero desde hace varios años se independizaron y dejaron de ser un brazo de Sinaloa”, asegura José Reveles.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada