“EL CHAPO GUZMAN” ESTA PONIENDO A TEMBLAR A LOS FUNCIONARIOS

La inminente extradición del narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera a Estados Unidos representa para ese gobierno la oportunidad de tener acceso a información sobre el tráfico de drogas y los nombres de algunos de los involucrados en al menos 54 países.

Información del gobierno de Estados Unidos divulgada hace dos años reveló que el Cártel de Sinaloa, liderado por Guzmán Loera, tenía operaciones en 24 de los 31 estados mexicanos, en aproximadamente 200 ciudades latinoamericanas y 54 países.

En México, después de tres arrestos y dos fugas de penales de alta seguridad, Guzmán Loera se ha negado a revelar los nombres de altos funcionarios y empresarios que pudieran colaborar o recibir sobornos de su organización, sin embargo, en caso de ser extraditado, esa información será su activo más valioso para reducir su condena o tener acceso a privilegios en prisión.

“Estados Unidos tiene la mejor red de informantes en el mundo y ‘El Chapo’ un eslabón muy valioso en esa red”, afirma Eduardo Guerrero, experto en temas de seguridad de Lantia Consultores, un think tank mexicano.

Algunos nombres de altos funcionarios que, presuntamente, tuvieron algún tipo de contacto con el capo empezaron a surgir desde el año pasado, cuando se dio a conocer que en junio de 2011, mientras se encontraba prófugo, “El Chapo” se habría reunido con 20 gobernadores en el hotel Pueblo Bonio Emerald Bay, en Sinaloa, su estado natal.

Información publicada por el periodista estadounidense Wayne Madsen en el sitio Infowars.com y divulgada por el semanario mexicano Proceso, uno de los medios más prestigiosos de México, destaca que entre los asistentes se encontraban los gobernadores de Sinaloa, Mario López Valdéz.

El gobernador de Querétaro y actual Ministro de Agricultura, José Eduardo Calzada Rovirasa; de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero –quien tuvo que dejar el cargo en 2014 tras el escándalo de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa-; Rodrigo Medina, entonces gobernador de Nuevo León –actualmente bajo proceso judicial por presunta corrupción.

Guillermo Padrés Elías, quien recién terminó su periodo en Sonora, acusado de presunta corrupción, y sobre quien pesa una orden de captura de la Interpol; Javier Duarte de Ochoa, de Veracruz, actualmente también prófugo de la justicia, y Rafael Moreno Valle, de Puebla, aspirante a la candidatura presidencia de 2018, por mencionar algunos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada