DUARTE,la HUIDA,UNA FUGA PROTEGIDA y un Gobernador que merece una medalla a la idiotez

El señor Flavino Ríos se merece la medalla a la estulticia o el homenaje a la ingenuidad. En cualquiera de los dos casos, resulta inadmisible que viese normal que el exgobernador, en ese momento en la cima de miles de hogueras políticas y legales, utilizara un helicóptero oficial para “huir”.

Sus declaraciones de ignorancia demuestran que es un viejo, viejísimo dinosaurio del sistema político mexicano que cree, a estas alturas del escándalo, en negar la realidad. En decir lo inverosímil para hacerlo, así, en automático creíble. Las viejas mañas.

Sin embargo, esta vez no serán suficientes sus declaraciones de ignorancia para concederle algún beneficio. Cómplice es lo menos que puede llamársele.

¿Interesa? Interesa, mucho, en la medida que nos importe romper el cerco de impunidad alrededor del exgobernador Javier Duarte.

Versiones fuertes, creíbles, apuntan a que Duarte tiene la protección “extraoficial” del Gobierno, que por lo tanto no será encontrado. Lo que explicaría la utilización del helicóptero, a sabiendas Flavino de que todo es una farsa.

Preguntas para documentarlo: ¿Dónde está su familia? ¿Cuántos policías lo buscan? ¿Qué recursos económicos y tecnológicos se usan para buscarlo? ¿Qué corporación policíaca, qué jefe están a cargo de su “captura”? ¿Participan en esto los militares, se les ha dado aviso?

Lo que sobra son preguntas.

También han comenzado a hacer su aparición versiones de las circunstancias de su huida. Una de ellas la ha publicado la activista Lydia Cacho, y por su nombre tiene muchos adeptos. Ella afirma que Duarte llegó en el helicóptero a Chetumal, que ahí le ayudó Roberto Borge y que huyó hacía Belice.

En su momento, el entonces gobernador de Yucatán Víctor Cervera Pacheco ayudó, escondió literalmente a Mario Villanueva Madrid a escasos kilómetros de Mérida. Cuando dejo de ser gobernador, el prófugo regresó a Cancún y ahí lo localizó la DEA que prácticamente lo entregó al gobierno.

Lo de Lydia Cacho tiene muchas implicaciones. Primero porque es un vuelo largo en helicóptero, más de dos horas, y desconocemos la autonomía del helicóptero o si tuvo que reabastecerse de combustible. Lo que pudo hacer en Coatzacoalcos, para no pedir gasolina en un aeropuerto fuera de la entidad.


Después porque en Chetumal, una pequeña población de provincia, no aterrizan helicópteros normalmente. Es decir, no hay un helicóptero del gobierno que haga vuelos rutinarios, ni de empresas privadas. Tampoco la zona naval o la zona militar tienen helicóptero oficial.


Por lo que habría tenido que llamar enormidades la atención. En el aeropuerto hay, permanentemente autoridad militar que debió, en el momento, dar aviso a la jefatura. De la zona militar al aeropuerto se hacen cinco minutos… En el cruce fronterizo, a la entrada del nuevo puente, que comunica a Chetumal con Belice hay, también, un retén militar permanente.


Por ser una población muy pequeña, las policías locales y federales, pudieron moverse en cuestión de minutos.
Si Duarte llegó a Chetumal habría una negligencia mayor, inmensa en verdad, en no detenerlo.

Pasar a la Zona Libre de Belice es muy sencillo.  Hacerlo a Belice conlleva una burocracia pesada.  Si se hace en coche tiene que haber seguros especiales.  Hay una fila, lleva su tiempo, hay revisiones.

Tendría que haberlo acompañado personalmente Roberto Borge para hacer expedito este trámite.  Y si hubiese sido así habría infinidad de testigos.

De otra manera, lo que sobró fue tiempo para detenerlo.

Si Duarte hubiese huido en el helicóptero a Belice, vía Chetumal, es muy fácil saberlo.  Basta con checar a donde voló el helicóptero.  Porque puede ser que Flavino, en el antiguo estilo político, esté mintiendo con la verdad.  Y en los hechos el helicóptero sí aterrizó en Coatzacoalcos, pero para abastecerse de combustible…

En Belice es muy fácil esconderse, hay pocas ciudades, hay extranjeros, hay turistas que no despiertan la atención… también es fácil aburrirse si no te gusta la naturaleza, las playas y demás.  Si la autoridad quisiera buscarlo ahí, en un día recorres el país…

La pregunta es, seguirá siendo si la autoridad quiere o no encontrarlo…

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada