Excesos de “mirreyes” tienen connotación política en país de pobres, así son la otra escoria de la sociedad

Dos medios de impacto internacional, el estadounidense Houston Chronicle y el británico Daily Mail, han hecho reseñas hoy a los “mirreyes” mexicanos, ese grupo de jóvenes que son ricos, vuelan en avión privado y “simplemente no se preocupan por nadie más que por ellos mismos”.

Los “mirreyes” derivan su sobrenombre de la frase “mi rey” y pertenecen a una nueva subcultura, indica el diario estadounidense, que refleja los problemas que se viven en el propio clima político actual de México y su lucha contra la corrupción.

Estos jóvenes, dice el medio, tanto por su dinero como por sus conexiones, están por encima de la ley, mucho más allá del reproche de la sociedad mexicana.

Lo preocupante, dice el Houston Chronicle, es que cuando el promedio de ingreso de los hogares mexicanos no rebasa los 15 mil pesos mensuales, los “mirreyes” se gastan “fácilmente” esta cantidad de dinero en una sola noche, en clubes nocturnos donde beben el alcohol más caro y se toca música de David Guetta.



El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) reveló en su última medición, que entre 2008 y 2012 la cifra de pobres aumentó en 3.8 millones, al elevarse de 49.5 a 53.3 millones, es decir, un 45 por ciento de la población total.

Los niños ricos de México, la descendencia de la élite que se presentan a sí mismos como reyes, jóvenes que avergüenzan a sus padres, quienes a su vez dirigen el país, dice también el diario británico Daily Mail.

Los “mirreyes” mexicanos utilizan las redes sociales para mostrar su riqueza, para ostentar que son miembros de la alta sociedad mexicana.

Uno de estos individuos llamado Jorge Alberto López Amores de 29 años de edad, se tiró de un crucero frente a las costas de Brasil durante la Copa del Mundo de 2014 y desapareció sin dejar rastro. Pero antes pidió a sus amigos que lo grabaran en video, dice el diario.

El joven era el hijo mayor del entonces Procurador de Chiapas, Raciel López Salazar.

“Voy a parar este crucero, voy a hacer historia”, dijo el joven López Amores quien consiguió su deseo de que el barco se detuviera durante dos horas a buscarlo.

El medio británico va más allá: señala que todos los países del mundo tienen a sus “niños ricos” que publican sus fotografías en la red social Instagram, pero que en el caso mexicano, estas imágenes de ostentación están adquiriendo una dimensión política.

En un país donde una mayoría significativa de ciudadanos viven en la pobreza, dice el Daily Mail, los autodenominados “mirreyes”, con sus autos deportivos en puerta y sus costosas botellas de champán, están exponiendo la gran cantidad de riqueza concentrada en pocas manos.


Los “mirreyes”, dice el diario británico, son las personas que disfrutan de un “gasto ostentoso, del exhibicionismo y del narcisismo” y “se colocan por encima de todos los demás”, sobre todo cuando publican sus fotos llenas de lujos con un hashtag del mismo nombre.

“A menudo son los hijos e hijas de funcionarios del gobierno, de acaudalados hombres de negocios y otros miembros de la alta sociedad mexicana. Aunque sus manifestaciones de riqueza puedan ser embarazosas, esto también les puede conducir a ventajas políticas y legales”, dice la nota del medio inglés.

El Daily Mail reseña otra historia: la de la hija del líder de los trabajadores petroleros Carlos Romero Deschamps, quien en el año 2012 publicó fotos en su cuenta de la red social Facebook sobre su lujoso estilo de vida, incluyendo su colección de bolsas de Gucci y los costosos vinos que consume.

Se demuestra que durante 2014, diferentes industrias registraron aumentos en su productividad y en el aumento de horas trabajadas, sin embargo, esos dos incrementos contrastan con la baja de hasta 8.8 por ciento en el costo de la mano de obra, de acuerdo con los “Índices de Productividad Laboral y del Costo Unitario de la Mano de Obra en 2014″, realizados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El diario británico también hace referencia a un sitio web denominado Mirreybook, creado por “Pepe” Ceballos en el año 2011, un blog en donde comenzó a publicar fotos de estos “mirreyes” y que rápidamente se hizo popular.

“Los ‘mirreyes’ no tienen nada que ver con los narcos, pues estos jóvenes parecen como si estuvieran compitiendo con ellos para ver quién tiene más”, le dijo Ceballos al Daily Mail.


La “más reciente vergüenza” de este grupo subcultural, dice el medio, los “mirreyes” fueron presentados en un polémico video del anuario 2015 de la escuela privada Instituto Cumbres en la Ciudad de México.

La escuela católica fue acusada de sexismo por lo que tuvo que emitir una disculpa a finales del mes pasado y prometió castigar a los culpables.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada