Ex-Federales en el CJNG

Una batalla sangrienta se sigue registrando en La Paz. Apenas retirada de las calles, la resistencia perteneciente al Cártel de Sinaloa, las células delictivas -a quienes se les abrió paso- se apoderaron de la venta y distribución de estupefacientes; bandas operadoras de un principio para el casi extinto Cártel Arellano Félix (CAF) y del propio Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), hicieron una alianza estratégica para el trasiego de la droga.


Los ahora denominados Cártel Tijuana Nueva Generación (CTNG) impusieron su ley en las calles de la capital, levantando, torturando y ejecutando a los rivales para tener un control absoluto, sin embargo, “siguen pequeñas células de “Los Dámaso”, distribuyendo droga en partes específicas, y aunque están siendo cazados por los del norte, siguen con la práctica muy a la sorda. Es difícil definir dónde puedan estar, pero sigue fluyendo la droga por parte de Sinaloa, aunque en una mínima proporción”, expresaron fuerzas armadas.

Una fuente que forma parte del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública estatal, denominó como “un triángulo económico importante el que se da entre las colonias de Santa Fe, Miramar y Paraíso del Sol, esta zona en particular ha cobrado gran importancia en la venta de droga, es una zona muy pequeña pero de gran valor para quienes se están peleando el control”.

Y es que al principio de la supuesta “purga” entre células del crimen organizado, esta parte de la ciudad fue el centro de distribución y control operativo para “Los Dámaso”, lo que ha perjudicado la eliminación por completo de este grupo delictivo.

Ejecutan en la colonia ruiz cortines a maestros de danza folklorica, policias cierran espacios pero de alguna u otra manera se les escapan

Ejecutan en la colonia ruiz cortines a maestros de danza folklorica, policias cierran espacios pero de alguna u otra manera se les escapan

“Muchos esperaban que una vez que acabara la resistencia, sería de un solo lado, pero siguen algunos; platiqué con un distribuidor en la zona y solo salían a vender hasta el Chedraui Santa Fe, más allá era un riesgo. Hay algunos que no saben que la droga que están comprando todavía es parte de Sinaloa, y se fueron con la finta de que a la entrada de los mismos que operan al norte, ya con otros jefes o con alianza con alguien distinto, se confiaron en comprar la droga con chapulines y a la hora del ajuste tuvieron que ser removidos (asesinados)”, dijo la fuente policial.

Pero lo que ha quedado demostrado en los últimos ejecutados, es que alguien vino a poner orden y solo da continuidad a la limpia que, conforme a la autoridad, “era de esperarse tras una serie de ejecuciones”. Los blancos han sido precisos: disparos en algunos casos cuando se tuvo que hacer, pero los últimos casos han demostrado que “son gente nueva que viene con huevos a terminar lo que ya se había iniciado. Claro, a eso me refiero, a la limpia obligada. Es nuevo de que la firma sea cortándoles el cuello, lo que da que sea gente nueva con ese modo de operar”, confió la fuente militar.

En al menos tres homicidios, dos en la colonia Márquez de León (3 y 12 de octubre) y uno más en el panteón del Zacatal (11 de octubre), la técnica de ejecución ha sido muy parecida: “A los tres los tiraron en predios apartados, todos tenían el shorts o el pantalón abajo, la camisa levantada y degollados. Al principio creíamos que eran homicidios pasionales por traer los pantalones abajo, pero pudimos ver con las pruebas periciales que fueron torturados”, es la firma que han descubierto los agentes.

— ¿Cuál es la forma de torturar de esto sicarios, si es que tienen los pantalones abajo?

“Todo indica que son agentes o madrinas, ya lo sabemos, y la forma de tortura que se hacía es que le queman los huevos, se los jalan, los patean o les meten palos por atrás hasta que ya no resisten el dolor y tienen que hablar de alguna manera. A estos sicarios no les interesa matar a la competencia o a los chapulines; quienes acabar de tajo con todos, por eso buscan sacar información de alguna manera y ya al final les cortan el cuello, se aseguran que no hablen o sigan vivos, pues”, argumentó la fuente anónima.

Ex policías federales operan con CJNG

“Queda claro que la forma de operar nos lleva a que son madrinas, ex policías y que vienen sin temor alguno a dejar mensajes claros, ya pasó aquí, hubo gente que se brincó de bando y lo que están haciendo es acabar con aquellos distribuidores que siguen comprando, consumiendo o distribuyendo droga de ‘Los Dámaso’ pero al mismo tiempo dejando mensajes claros: ‘Al que traicione, esto le pasa…’”, reiteró el miembro del grupo interinstitucional.

— ¿Qué les hace pensar que son policías?

“Esos que los degüellan son policías, saben dónde y cómo acabar una vida, pero la tortura son las viejas prácticas de la Policía en México, ahora, los individuos ya se presentaron ante las fuerzas de seguridad, la instrucción es ‘no se metan, que con ustedes no es la bronca, venimos a trabajar y limpiar’”.

Esto es lo primero que se ha dicho y, según la fuente, tienen dos meses operando en la ciudad.

Primero: El interés es ubicar a los contras, ya sean chapulines, sicarios contrarios, jefes de plaza de Sinaloa, la resistencia, distribuidores que de acuerdo a los últimos informes quedan pocos, pero con alta capacidad de distribución.

Segundo: Obtener la información necesaria que los lleve con los grandes distribuidores, quienes siguen “atendiendo” las zonas de distribución del sur, la cual hasta el mes de septiembre continuaba al mando de “Los Dámaso” o Cártel de Sinaloa.

“Ya los identificamos, se trata de seis ex policías de la Federal Ministerial, los seis son chilangos y vienen a limpiar y obedecer las instrucciones precisas, acabar y buscar a cada uno de los que mantienen una resistencia en este punto”.

Según las fuerzas de investigación, los seis ingresaron al Estado -se desconoce el medio- con el perfil de policías, sin levantar una sola sospecha y poco a poco se incorporaron en la ciudad, “alguien los apoya para conocer las rutas”, pero lo que sí quedó muy claro es que estudiaron muy bien el terreno, a las víctimas y sobre todo, tienen hasta cierta medida un rango de acción sin que las fuerzas les hagan daño.

Aunque para el Grupo de Coordinación, determinar cuáles son los grupos de la delincuencia organizada que están operando es difícil de precisar “porque ya no es como en otros años el tema del crimen organizado, claramente se sabía qué grupos operaban, acá ha habido una mezcla de situaciones que a veces hace pensar que de repente pueda estar una célula de algún grupo operando y pueda estar con otro grupo, y pueda estar haciendo negociaciones entre ellos; yo no pudiera precisar exactamente”, reflexionó Álvaro de la Peña Angulo, secretario general de Gobierno y vocero del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública en el Estado.

Para los policías que viven y tratan todos los días con delincuentes, está claro el panorama, “son enviados del Cártel Jalisco”, precisó el agente de seguridad, “nadie le quiere entrar, se ve que saben lo que hacen, saben cómo dirigirse y sobre todo, cómo matar”, y ante la nula participación de las fuerzas de seguridad, este grupo operativo del crimen organizado tiene las puertas abiertas para continuar con la masacre en las calles.

Hay otra firma que se descubrió en otro ejecutado, vía modus operandi, y es posible que puedan determinarlo en los próximos eventos: el martes 11 de octubre a las nueve de la noche fue ejecutado Moisés Abraham Trasviña Moreno, conocido como “El Moy”, de 29 años de edad, de ocupación maestro de danza folclórica en la Secretaría de Educación Pública (SEP). Según informes, la víctima contaba con múltiples impactos de bala, tres de éstos en la cabeza. La vivienda del hoy occiso se ubica en las calles Veracruz y Manuel M. Diéguez de la colonia Ruiz Cortínez, en La Paz.

La sangrienta lucha de la mafia entrenada

Al tratarse de ex policías federales al servicio de las fuerzas del crimen, y sobre todo que mantienen las viejas prácticas que adolecen algunas corporaciones o agentes de seguridad, la sangre ha sido el factor principal en la forma de operar, solo en octubre y en la capital de Baja California Sur, entre los hechos que han sido concedidos a este grupo delictivo destacan:

El día 3, en la colonia Márquez de León, en un predio ubicado en las calles Islotes entre Quinta y Arroyo Los Potrillos, localizaron a una persona del sexo masculino con claras señas de tortura, atado de pies y manos, degollado; vestía playera gris, shorts de mezclilla y ropa interior oscura, Tenía los shorts abajo.

Mientras que el 11 de octubre, a primera hora fue encontrado a las afueras del panteón del Zacatal, a escasos 200 metros de plazas comerciales en La Paz, el cuerpo de un hombre vestido con shorts café, tenis y playera a rayas; también fue encontrado con la playera arriba y pantalones abajo, además de degollado.

El miércoles 12, alrededor de las 10:30 am, se encontró el cuerpo sin vida de un hombre también en Islotes, entre calles Cuarta y Quinta de la colonia Márquez de León. Se trataba de Francisco Armando Maklis “El Pancho”, de 26 años de edad. Al momento de su muerte vestía shorts azul marino y playera roja. De acuerdo a indagatorias, se le dio muerte de la misma manera que las otras víctimas en mención. En este caso en particular es de interés resaltar, ya que el pasado 29 de septiembre en la colonia Benito Juárez dieron muerte a una persona del sexo masculino, supuestamente momentos después, el occiso fue detenido a unos metros mientras circulaban por el lugar junto con Christian Amador “El Christian”, al ser directamente señalados por un familiar: “Esos fueron los que mataron a mi papá”; sin embargo, queda evidenciado que los detienen policías y alguien los libera, y es el propio crimen organizado el que los vuelve a encontrar, como fue en este caso.

También el miércoles 12 de octubre, por la noche, en la colonia Ruiz Cortínez fue ejecutado el maestro de danza folklórica Moisés Abraham Trasviña Moreno. Según información extraoficial, tenía tres tiros en la cabeza, sin embargo, en el interior de la vivienda pudieron ser localizados alrededor de 35 casquillos percutidos.

Y el jueves 13 de octubre, de nuevo la banda de ex policías federales ministeriales se hicieron presentes, en la colonia El Progreso, en el interior de una casa de las calles Granito entre Mármol y Sienita, allí fueron localizados los cuerpos de padre e hijo, de 49 y 24 años, respectivamente, quienes en vida llevaban por nombres Eduviges Chávez y Luis Alberto Chávez Álvarez. Atados de pies y manos, a ambos les colocaron cinchos y estaban torturados y degollados.

“Al parecer les llegaron durante la noche y los tuvieron toda la noche golpeándolos y torturándolos, son los mismos que se han repetido en los últimos hechos, por la cantidad de sangre que se ve, es la forma de operar”, afirmó el agente de investigación.

Estos últimos asesinatos, según el miembro del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública, se atribuyen a la célula de sicarios sanguinarios que llegaron a poner control a la plaza. Lo que autoridades comprueban después de este doble homicidio en la capital es que la tortura forma parte de conocer quién sigue, es decir, hay cabos sueltos y los cuales van a buscar. Esto hasta que por completo se pueda establecer el CTNG.

La disputa sigue al sur del Estado y, aunque las autoridades han delimitado la información, parece que los hechos ya involucran la parte sur de la entidad federativa.

Fue extinguida la resistencia

El 12 de septiembre del presente año, se desarrolló un operativo sorpresa al interior del penal de La Paz, algunos custodios y el propio director opusieron resistencia y nerviosismo; fuerzas federales obligaron a los oficiales presentes a tirarse al suelo para que agentes de investigación pudieran ingresar.

Autoridades investigan a funcionarios que participaron con miembros de la delincuencia organizada en el cereso de la paz

Autoridades investigan a funcionarios que participaron con miembros de la delincuencia organizada en el cereso de la paz

El golpe primordial, que ya tenían sobre aviso, fue la celda de Simón Guillermo Hernández Peña “El Simón” o “El Sepulturero”, el cual operaba desde el interior del penal con equipos de telefonía celular; siempre tuvo contacto con el líder de la célula de “Los Dámaso” al exterior, Luis Fernando Villalobos Graciana “El Güero Rufles”. Luego del operativo, tanto “El Simón” como cinco reos más fueron trasladados. Y es que dentro de las celdas se hallaron:

* Tres teléfonos celulares
* Ocho pelotas con marihuana
* Una bolsa con cristal
* Una con marihuana
* 143 mil pesos 996 pesos
* 205 dólares.

Álvaro de la Peña Angulo reconoció que para deslindar responsabilidades, se lleva a cabo una investigación a través de la Procuraduría General de la República (PGR) a todos los servidores públicos del centro penitenciario, incluyendo al ex director, César Gómez Ríos, aunque “déjame decirte que ya tenemos en la mira a algunos custodios del CERESO”, dijo un miembro de inteligencia militar.

Del mismo modo la autoridad estatal ya tiene los ojos centrados en todo el personal que labora o laboró mientras “El Simón” se encontraba operando.

“Él (ex director del CERESO) y todo su personal se encuentran bajo una investigación que la misma Procuraduría General de la Republica está llevando bajo una carpeta de investigación muy profesional, se está llevando a cabo un trabajo muy minucioso en investigaciones al interior del CERESO, y va a resultar responsable como siempre lo hemos dicho, quien resulte responsable, así sea el director, o un custodio o todo el personal que resulte que tenga que ver en este tipo de actividades ilícitas tendrá que ser consignado por la autoridad correspondiente”, puntualizó De la Peña Angulo.

Y es que es de sabios reconocer un error, sobre todo cuando se les puso sobre aviso desde la edición de los primeros días del mes de agosto, cuando fueron expuestas las conversaciones entre “El Simón” y “El Güero Rufles”, por ello, dijo la autoridad, que se actuará con todo el peso de la Ley.

“Se está haciendo una investigación a fondo porque alguien del interior del CERESO debió haber permitido el ingreso de estos equipos de telefonía celular y va a ser responsable ante la autoridad correspondiente”.

De la Peña adelantó que es probable que antes de concluir la administración, se pueda contar con el proyecto de un nuevo Centro Penitenciario para la capital, aún por definirse si será de mediana seguridad o un CEFERESO.

“Plan que se tiene porque ya es una realidad, es que este gobierno tenemos la encomienda de dejar un nuevo CERESO porque es muy elevado el costo, pero ya vamos por un terreno, ya estamos pensando en la construcción de un nuevo reclusorio fuera del área urbana, porque ya no es operable un CERESO en ese lugar; todos lo sabemos y todos lo vivimos”, expuso.

De manera que una vez que eliminada la resistencia, “le abrieron paso al Cártel Jalisco, se metieron hasta la cocina y ya sin resistencia se apoderaron de La Paz, este grupo de sicarios no viene a combatir, viene a limpiar”, cerró por su parte el agente de Seguridad Pública.

Desde la captura de “El Simón” en La Paz y la muerte de Guadalupe Acosta López “El Javier” en Culiacán, Sinaloa, se le acabaron las cartas fuertes al Cártel de Sinaloa en Baja California Sur, eran los pilares y de resistencia en la entidad, controlaban la zona sur de La Paz y San José del Cabo en Los Cabos, respectivamente, pero ahora la lucha se viene replegando, por no decir que los sinaloenses se refugian en la única zona que le queda de control, San José del Cabo, y que ahora mismo se disputa entre el líder de Cabo San Lucas que “pretende quedarse con todo el control de Los Cabos, pero eso se sabrá en próximas semanas según el avance”, finalizó inteligencia militar.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada