Dos comandantes de la Policía Ministerial, trabajan para el Cártel de Sinaloa

Dos comandantes de la Policía Ministerial, delatados en redes de complicidad con el Cártel de Sinaloa

En medio de una investigación de la PGR a elementos de la Policía Ministerial del Estado por la emboscada contra personal militar, salieron a la luz, a través de redes sociales, llamadas telefónicas de jefes policiales con presuntos miembros del Cártel de Sinaloa.

En las llamadas, supuestamente hablan Jorge Costantino Sajarópulos Corona, ex director de la Policía Municipal de El Rosario; y Luis Ernesto Gallardo, ex subdirector de la misma corporación y coordinador operativo de la Policía Ministerial en la zona sur.

Los jefes policiales se comunican con Óscar Martínez Larios, el Gabito; y su hermano, José Luis, alías el Monstruo o el 51; y con Saúl Ernesto Loya, alías el Sierra o el Loya, sicarios del Cártel de Sinaloa que operan en la sierra de El Rosario, para alertarlos de operativos en la zona e informarles de detenciones de integrantes del grupo contrario.

Los dos comandantes son elementos de la Policía Ministerial del Estado (PME), del grupo cercano al director de la corporación Jesús Antonio Aguilar Íñiguez, conocido como Chuy Toño.

En la descripción de los audios se menciona que los comandantes levantan a los enemigos del Gabito y se los entregan para que los desaparezca.

El audio señala que los comandantes avisan al grupo del Gabito por órdenes de Chuy Toño, quien los colocó como titulares de la corporación para que alertaran al Cártel de Sinaloa de los operativos.

El primer audio difundido es una conversación entre Luis Ernesto Gallardo y el Gabito, en la que el policía avisa que habrá un operativo grande en Aguaverde y pide que se muevan de la zona y escondan todo.

“Oiga, es que lo que pasa es que el viernes en la mañana va haber un operativo grande con soldados, marinos y ministeriales de Culiacán, se va hacer en Aguaverde, pal Palmarito para arriba para la sierra, va por tres días el operativo ese, para la sierra eh, a peinar toda la sierra.

“Igual en Cacalotán, no en Aguaverde, para que mueva todos sus plebes de aquí al viernes, oiga, tres días, mueva las tiendas, mueva motos, camionetas, mueva armas, mueva lo que tenga, igual Cacalotán, mueva sus plebes”, dice.

Menciona que el operativo será por tierra y aire y que no comente nada, ya que nadie sabe que se realizará.

El Gabito, responde que el Guachillo ya le había dicho de un operativo que iba por él, pero no le dijo cuándo y menciona que va clavar “la merca” y a mover a su “gente” hacia Escuinapa o Mazatlán, antes del operativo.

Para terminar la llamada, el comandante le pide algo para la comida o los viáticos.

“Ahorita me acomodo oiga, nomás que ahorita voy a mandarle la quincena a los plebes y mándeme por fa el número de cuenta de usted también para mandarles ahí lo pendiente”, responde el Gabito.

La segunda llamada es entre Sajarópulos Corona y José Luis Martínez, el Monstruo: “Oiga con la nueva novedad que ya nos chingamos al Chalío, el del Palmarito, al Rosalío”, menciona Sajarópulos y agrega que lo traen los militares en Escuinapa para consignarlo por portación de armas.

“No pues que chulada, hijo de su pinche madre, qué bueno la neta”, responde el Monstruo y pregunta “quién más cayó”.

El jefe policial agrega que también detuvieron a otros dos que son gente de la Loca.

“Nosotros ahí vamos a estar echándole chingazos, dígale ahí al carnal que no haga más 16, que no haga más panchos”, comenta Sajarópulos.

El último audio es una supuesta conversación de Saúl Ernesto Loya con Sajarúpulos, en la que el delincuente le pide que hable con su patrón para que cambien aparentemente a un comandante.

“La gran equivocación del jefe es que no se da cuenta que ahí hay una bola de problemas y no corrige, pero resulta que a quién ponga para que esté pasando mitote pues no me gusta que me estén mitoteando, que me estén balconeado a los plebes, me gusta un comandante macana”, señala.

En la conversación, Sajarópulos menciona que ya habló con “los menores”, que según el video son los hijos de Joaquín Chapo Guzmán.

“Yo ese tema le he comentado al jefe en más de una ocasión porque a mí los menores ya me han dicho chingaderas de él, el que va hacer los cambios va ser el jefe, yo no, pero pues yo le digo y le han dicho directo a él, directito le han dicho al abuelo y todo directito le han dicho para que me entienda y ahí sigue estando”, comenta.

El director de la PME, Jesús Antonio Aguilar Iñiguez, aseguró que se trata de montajes, y que no es la primera vez que los hacen para desprestigiar a la corporación.

Señaló que las llamadas serán investigadas por la Procuraduría General de la República.

“No quisiera caer en la controversia porque van a decir que soy juez y parte, que como trabaja conmigo lo quiero proteger, de ninguna manera, se investiga y es una autoridad independientemente de nosotros la que investiga eso”, dijo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada