Desatan "baño de sangre" “El Griego” del Cártel de Sinaloa y “El Gross” del Cártel Nueva Generación en Baja California


Sin órdenes de aprehensión en su contra, Víctor Hugo Meza López “El Griego” del Cártel de Sinaloa, y Arturo Giovanni Gómez Herrera “El Gross” de Nueva Generación como cabecillas de gatilleros, enfrentan una pugna de sangre en Tijuana que ya se extiende a Tecate y Rosarito. 

Autoridades insisten en la necesidad de neutralizarlos, pero ni los ubican en el Estado, ni los capturan en otras entidades Públicamente las autoridades insisten en restar importancia a la actividad criminal en Baja California, repiten que no son cárteles sino células menores, y aunque tienen más de 89 nombres y caras en su lista de “más buscados”, en el discurso minimizan la capacidad y poder de los operadores delictivos de la zona. 

Pero son precisamente estos grupos los que han generado el mayor baño de sangre en las calles, con 89 asesinatos en septiembre, el mes que recién concluyó se convirtió en uno de los más violentos desde 2006, cuando el Gobierno del Estado empezó a publicar estadísticas oficiales, solo superado por 123 asesinatos en noviembre de 2008, 98 ejecuciones en diciembre de 2009 y 99 homicidios violentos en enero de 2010. 

De hecho, con base a números de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), en ninguno de los últimos diez años se había llegado a la cifra de 645 homicidios que llevan sumados del 1 de enero al 6 de octubre, en solo nueve meses. Los primeros seis días de octubre ya acumularon 11 asesinatos y, conforme a las estadísticas, los años con más homicidios han sido 2010, con 688 muertos y 2015, con 674 en 12 meses. 

Arturo Gómez Herrera, “El Gross” 

Sin embargo, son esos delincuentes que las autoridades tachan “de poca importancia”, los que inundan las calles de Tijuana con droga y muertos, los que están ampliando su pugna de terror a Tecate, Ensenada y Rosarito, los que trasiegan toneladas de enervantes a Estados Unidos, a los que no han podido detener y, en la mayoría de los casos, pese a sus múltiples menciones en hechos delictivos, ni siquiera han podido conseguir una orden de aprehensión en su contra. 

En ZETA se han recibido llamadas y visitas de algunos de estos hombres señalados como principales objetivos por las autoridades, o los más buscados, en la mayoría de los casos asesorados por abogados que acuden argumentando que legalmente en expedientes, el Grupo Coordinación no tiene nada en contra de ellos. Algunos, los menos, admiten actividades ilegales, incluso han mencionado que tienen cargos en Estados Unidos, pero en México nada; otros mencionan haber andado en malos pasos en el pasado, pero haber retomado el buen camino; y los más denuncian haber sido capturados injustamente y después liberados sin cargos. Apenas el mes pasado, el titular de la SSPE, Daniel de la Rosa, admitió que solo el 10 por ciento de los más de 80 delincuentes que se convirtieron en objetivos dentro de la nueva estrategia ordenada el 1 de septiembre por el Gobierno Federal para combatir el delito de homicidio en los 50 municipios más violentos de México, tiene orden de aprehensión. Mientras las autoridades dicen que les dan seguimiento y esperan que cometan algún error para detenerlos en flagrancia, estos presuntos delincuentes “menores” -contra los que han podido hacer muy poco- siguen escalando. 

DOS CABECILLAS ENFRENTADOS 

Consultadas, las autoridades bajacalifornianas consideran que una buena parte de la violencia que aqueja a la entidad se resolvería si fueran neutralizados Víctor Hugo Meza López “El Griego”, operador de los hermanos Arzate del Cártel de Sinaloa, y Arturo Giovanni Gómez Herrera “El Gross”, presentado como cabeza de sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), mafia que las corporaciones locales bautizaron solo Cártel Nueva Generación (CNG) porque son gente que delinquió con el Cartel Arellano Félix (CAF), después se pasó a Sinaloa y ahora se aliaron con traficantes de Jalisco. Sin embargo, es algo que tampoco han podido hacer. 

De hecho estas dos células empezaron dos dinámicas de ataques diferentes las últimas dos semanas. Primero, mataron a gente más cercana a los cabecillas y después buscaron que esa información llegara a las autoridades y a la opinión pública. A la fecha los muertos habían sido vendedores de droga del nivel más bajo, pero ahora se pegaron más cerca. Conforme a las indagatorias, de inicio los de Sinaloa mandaron asesinar a uno de los compadres “El Gross” la tarde del 27 de septiembre en la colonia Campos de Tijuana y, en revancha, matones del CJNG ordenaron acribillar a un compadre del “Griego” la noche del 29 de septiembre. 

Las filias o relaciones amistosas de estos sujetos asesinados con los hombres identificados como criminales por el Consejo Estatal de Seguridad de Baja California hubieran permanecido en el anonimato, pero los grupos delictivos buscaron la manera de informar a las corporaciones a través de “la calle”. 


CONTRA JALISCO 

Según las primeras pesquisas, el hombre que administraba un local rústico llamado CarWash & Clamatos en la colonia Campos, Adrián Carrillo, era amigo y compadre de “El Gross” y era común que se reunieran en ese lugar, particularmente los fines de semana. “Nunca vimos que vendieran droga pero era gente mala, muy rara en buenos carros”, expresaron testigos en la zona. 

A Carrillo lo mataron la tarde del 27 de septiembre, en el lugar también fue asesinado un comensal y tres clientes más quedaron heridos. Dos de las armas usadas en el ataque ya habían quedado registradas en otros expedientes criminales. 

El 13 de septiembre, donde fue lesionado el policía Édgar Iván Cervantes Frank, escolta del comandante Hugo Munguía, quien después fue amenazado a través de una manta. La misma noche en el asesinato de un hombre en el interior del número 219 de la calle Angostura, en San Antonio de los Buenos. Un joven de 28 años asesinado a un costado del estadio de béisbol en la delegación Cerro Colorado. 

El 1 de septiembre en Calle Mar Rojo de la colonia Camino Verde, donde un hombre fue asesinado a balazos en la cabeza. El 29 de agosto asesinaron a Martín Tapia Monjarrez y Guillermo García Alcalá, cuyos cuerpos quedaron sobre la calle Josefa Ortiz de Domínguez. Y el 16 de septiembre, el joven Pedro “N” fue baleado por la espalda en la colonia Chihuahua de la delegación San Antonio de los Buenos.

Luego el sábado 1 de octubre, un nuevo esfuerzo informativo: esta vez buscaron hacer público el ataque y captura de Marcos Eduardo Medina Rodríguez “El Looney”, del que afirmaron, era mano derecha del “Gross”. Efectivamente Medina había sido baleado y detenido, pero una semana atrás, el sábado 24 de septiembre, el martes 27 que salió del hospital le concretaron su novena detención de fechas recientes, le hicieron efectivas tres órdenes de aprehensión por narcomenudeo. 

“pero seguramente ya está libre, con el Nuevo Sistema paga 5 mil (pesos) de fianza por cada cargo y regresa a la calle”, manifestó un agente. 

En cuanto a su expediente delictivo, informaron que efectivamente está con los de Jalisco, pero no opera con “El Gross”. Su jefe es “El Jhoni”. 

 SE VENGARON DE LOS DE SINALOA 

Apenas pasaban las diez de la noche del jueves 29 de septiembre cuando en la calle Chichimeca, esquina con Toltecas del fraccionamiento Infonavit Otay, mataron de un tiro en la cabeza a Iván P. Santos. Pese a que la información extraoficial lo involucra como presunto trasegador del grupo de Sinaloa, a la fecha las autoridades informaron que sí lo consideran persona cercana a Meza López, pero no han encontrado “aún” elementos de sus presuntas actividades ilícitas. 

 POLICÍAS VINCULADOS POR HOMICIDIO 

La policía activa Alma Susana Santillán Pérez y su pareja, el guardia auxiliar Óscar Miguel Valdez Chávez, permanecerán presos porque fueron vinculados a proceso por el homicidio de Jorge Loreto Acosta Osuna “El Yordy”, asesinado a balazos la noche del 28 de septiembre de 2016, a unos pasos de su domicilio en la colonia Divina Providencia. Pero durante todo el proceso, se presumirá la inocencia de los agentes. 

Victor Hugo Mejía López, “El Griego”, “El Cheko” 

De acuerdo con lo expuesto en la audiencia de vinculación, los atacantes del “Yordy” lo seguían en un vehículo PT Cruiser color guinda de cuatro puertas y, según testigos, eran tres: el que desciende iba en el asiento posterior del conductor y realiza siete disparos. 

Posteriormente sube de nuevo a la unidad conducida por una mujer y se da a la fuga. Herido, “El Yordy” alcanza a decirle a una vecina que lo atacó “el de la esquina”. A las 10:36 pm, el C4 da la alerta y 15 minutos más tarde, a las 10:51 pm, fueron detenidos los policías cuando circulaban sobre la Avenida Internacional hacia la Vía Rápida, a bordo de un vehículo PT Cruiser color morado, con placas americanas, “parecido” a la unidad en la que testigos anotan, huyeron los agresores. 

Bajo custodia, el Ministerio Público determinó que los dos detenidos salieron negativos en la prueba de rodizonato y el arma de cargo que portaba la mujer policía no se había usado en el crimen. La fiscalía incluyó en la audiencia de vinculación a proceso el reconocimiento fotográfico que una testigo, menor de edad, hizo de los detenidos, prueba que la defensa pidió se desestimara por no habérsele informado y porque la misma testigo dio una versión diferente al ser entrevistada el día de los hechos. Sin embargo, el juez consideró que fueron suficientes las pruebas presentadas por la fiscalía. 

 CONTINÚA OLA HOMICIDA 

Hasta el cierre de esta edición de ZETA, el último hecho violento de la primera semana de octubre se suscitó ayer jueves 6, cuando dos sujetos a bordo de una motocicleta ultimaron a un hombre que circulaba en su vehículo compacto color gris de reciente modelo, sobre la Avenida Lázaro Cárdenas, a la altura de la colonia Los Álamos. Minutos más tarde uno de los presuntos homicidas fue capturado. Se le aseguró la motocicleta y un arma. El miércoles 5, un hombre a quien apodaban “El Chapo” fue asesinado a balazos en el fraccionamiento Santa Fe Segunda Sección. En la misma fecha, pero de madrugada, César Omar Cabrera Arias fue acribillado a tiros sobre la calle Teniente Guerrero del fraccionamiento El Soler. 

El martes 4, en una cuartería localizada en Avenida Internacional entre Miguel F. Martínez y Mutualismo en Zona Norte, localizaron un cadáver maniatado. Después se informó que sobre la calle Invasión Batalla Nacional y Vías Monterrey, Colonia El Laurel, se encontraba un cuerpo masculino sin vida envuelto en una sábana blanca, atado con cinta adhesiva. 

El domingo 2, un hombre identificado como Rubén Barraza Ontiveros fue asesinado de un disparo en la frente sobre el Bulevar Rosas Magallón, a la altura de la entrada a la colonia Pedregal de Santa Julia. Horas antes, un hombre falleció después de ser atacado a balazos en cara y tórax, mientras se encontraba al interior de un domicilio en Avenida Artículo 123 de la colonia Cañón del Pato. 

También ese domingo se reportó el hallazgo del cadáver de una mujer en estado putrefacto en calle Prolongación Albino García esquina con Avenida de los Buenos, Colonia Guerrero. Y en la Avenida Francisco Zarco sin número, Colonia Xicoténcatl Leyva, hallaron otro cadáver en avanzado estado de descomposición.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada