Por narcoviolencia, 200 estudiantes dejan de ir a la escuela en la tierra de “El Chapo”

El secretario de Educación Pública de Sinaloa, Gómer Monárrez González, informó que los enfrentamientos por la disputa del territorio en la sierra de Badiraguato provocaron la suspensión de clases y, por consiguiente, la afectación a cerca de 200 alumnos de educación básica.

Los padres de familia dejaron de llevar a sus hijos a las escuelas, y eso generó que actualmente 18 profesores se encuentren sin impartir clases, explicó.

El funcionario estatal aseguró que la violencia no ha alcanzado a los menores ni los planteles escolares, pero los padres de familia decidieron tomar esta medida como precaución.

De acuerdo con información publicada por Riodoce, los enfrentamientos en la zona serrana del municipio del norte se deben a la disputa entre el cártel de los Beltrán Leyva y la gente de Joaquín Guzmán Loera El Chapo.


Destacó que decenas de hombres armados, al parecer al mando de Aureliano Guzmán Loera, El Guano, tomaron desde hace varios días el poblado de Huixiopa, Badiraguato, que hasta hace unas semanas era controlado por gente de los hermanos Beltrán Leyva.

Desde ese pueblo partieron los comandos que en junio pasado tomaron La Tuna y se introdujeron a la casa de Consuelo Loera, madre del líder del Cártel de Sinaloa, dando muerte al menos a dos pobladores.

Tras un recorrido realizado ayer, Riodoce precisó que el pueblo se encuentra abandonado porque todos los residentes de esa sindicatura y sus alrededores huyeron a otros ranchos o a Culiacán, debido a los enfrentamientos que diariamente ocurren en la zona.

“Esta es zona de guerra y en cualquier momento truenan los cohetazos, así que les recomendamos que mejor se vayan por donde vinieron”, ordenó uno de los gatilleros, quien portaba una gorra donde se leía el #701, que hace alusión a Joaquín Guzmán. El mismo sicario aclararía que, efectivamente, eran “gente del señor Guzmán”.

Según reportes de residentes que huyeron del lugar, los enfrentamientos han sido casi a diario, y la presencia de gatilleros de El Guano sugiere que la guerra en esa región se está inclinando a favor de la familia Guzmán Loera.

Y el propio alcalde de Badiraguato, Mario Valenzuela, reconoció que desde que el Ejército abandonó la zona, hace algunas semanas, los enfrentamientos se reanudaron, provocando que varios pueblos de la región fueran abandonados por sus moradores.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada