Liberan a “El Diablo”, fue acusado de pertenecer al CDG y de perpetrar una MULTIEJECUCIÓN en Cancún

CANCÚN, Q. Roo.- Después de tres años y seis meses de prisión, donde fueron documentados actos de tortura en su contra, un juez dictó auto de libertad por falta de elementos a Héctor Casique Fernández El Diablo, quien fue acusado de pertenecer al Cártel del Golfo y de participar en una múltiple ejecución en un bar de Cancún, en marzo de 2013.

Casique Fernández, a quien incluso se le aplicó el “Protocolo de Estambul” por ser víctima de tortura, dejó el Centro de Reinserción Social (Cereso) alrededor de las 22:00 horas de este viernes.

El exintegrante de la Policía Municipal de Cancún y exescolta del exalcalde interino Jaime Hernández Zaragoza enfrentaba cargos por homicidio y delincuencia organizada.

Escoltado por varios vehículos y tres motociclistas, Casique Fernández abandonó el penal de Cancún.

El 10 de marzo de 2014 fue liberado por primera ocasión mediante un amparo, en relación al multihomicdio en el bar “La Sirenita”.

Sin embargo, fue reaprehendido cuando salía del Cereso de Chetumal y sometido a un nuevo proceso en el penal de Cancún, con las mismas acusaciones, pero con un nuevo testigo que resultó ser otro de los supuestos sicarios.


La familia de Casique Fernández mantuvo un intenso activismo para desmostrar no solo que no participó en el multihomicidio, sino que además fue víctima de tortura.

Cuando fue detenido, dos semanas después del asesinato, fue sometido a tortura durante 30 horas en los separos de la Policía Judicial de la Subprocuraduría de la zona norte.

En la cárcel sufrió varios atentados, e incluso se desataron motines a efecto de lesionarlo, documentó en su oportunidad la Visitaduría de Cancún de la Comisión de Derechos Humanos del estado de Quintana Roo.

La familia obtuvo una sentencia en la que el Tribunal Superior de Justicia ordenó ejercer acción penal en contra de 35 miembros de la Procuraduría, que participaron en la tortura en agravio de Casique Fernández.

Los cargos contra Casique Fernández, son de haber dirigido y entregado al grupo de sicarios que perpetró la matanza en “La Sirenita”, en donde, entre otros, murió el subsecretario de Conflictos del Sindicato de Taxistas Andrés Quintana Roo, Francisco Achach Castro, sobrino de la exalcaldesa cancunense Magaly Achach.

En su oportunidad, familiares de Héctor Casique denunciaron que fue aprehendido por órdenes del entonces director de la Policía Judicial, Arturo Olivares Mendiola, a quien el ahora procesado exigió la devolución de 75 mil pesos que pagó a cambio de una plaza en esa corporación, misma que nunca le fue concedida.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada