Joaquín "El Chapo" Guzmán es torturado en prisión

Un abogado del capo del narcotráfico mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán aseguró el lunes que su cliente recibe un tratamiento en la cárcel que equivale a tortura.

El abogado José Refugio Rodríguez mencionó que el equipo legal del convicto jefe del cártel de Sinaloa ha presentado pruebas de un supuesto trato abusivo contra Guzmán en una cárcel federal en las afueras de Ciudad Juárez, fronteriza con El Paso, Texas.

"LOS TRATOS INHUMANOS Y CRUELES SON TORTURA", ASEGURÓ RODRÍGUEZ. 


Los abogados de Guzmán ya han alegado antes que a su cliente no se le permite dormir, convivir con otros presos ni recibir suficientes visitas. Sostienen que eso le causa ansiedad y que le ha elevado la presión arterial a niveles peligrosos.

El gobierno alega que las medidas especiales de seguridad son necesarias después de que Guzmán se fugó el año pasado de una prisión de máxima seguridad del Altiplano, cerca de la capital mexicana. En ese entonces huyó a través de un túnel de kilómetro y medio (una milla) de longitud al que entró desde la ducha en su celda. Esa fue su segunda fuga de prisión.

Después de Guzmán fue capturado en enero, las autoridades penitenciarias lo despertaban cada pocas horas para pasar lista, pero luego suavizaron ese procedimiento.

Los abogados han presentado recursos con los que buscan impedir la extradición de Guzmán a Estados Unidos, donde enfrenta cargos de tráfico de drogas y armas, blanqueo de dinero yasesinatos.
Se esperaba una audiencia sobre esas apelaciones el lunes por la tarde, pero Rodríguez dijo que los señalamientos de tortura no se presentarán por ahora.

Extradición sin resolución

El juicio de amparo que resolvería la ejecución de la orden de extradición dictada contra el Líder del Cártel de Sinaloa, permanece sin resolución.

Este lunes se celebró la audiencia constitucional en el amparo número 642/2016 promovido por el líder del Cártel de Sinaloa contra el acuerdo emitido por la Secretaría de Relaciones Exteriores en el que autoriza la extradición del capo y contra las ejecuciones que pudieran llevar a cabo diversas autoridades.

De acuerdo con lo dispuesto en la Ley de Amparo, el juicio de garantías debe terminar con laaudiencia constitucional, por lo que, en ocasiones los jueces pueden emitir sus resoluciones el mismo día en que citan para llevar a cabo dicha diligencia.

Sin embargo, en la práctica no se hace así pues además de tener por desahogados los informes que emiten las autoridades señaladas como responsables y los alegatos que formulen los interesados, los jueces deben analizar el fondo del asunto, razón por la que formalmente no se cierra laaudiencia y las sentencias pueden tardar desde horas hasta meses en ser emitidas. En el caso de Guzmán Loera esto fue lo que ocurrió.

En entrevista José Refugio Rodríguez informó que ya fueron desahogados todos los informes y los escritos de alegatos pero que aún no ha sido dictada sentencia alguna.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada