Ex capo Zeta padrastro de niño secuestrado ordeno ejecución del grupo Kombo colombia


EL SECUESTRO DE UN NIÑO ESTADOUNIDENSE DE 7 AÑOS POR TRES HOMBRES ENCAPUCHADOS DESATÓ UN MEGA-OPERATIVO UN OPERATIVO DE RESCATE DONDE PARTICIPARON AGENTES VARIAS DEPENDENCIAS ESTATALES Y LOCALES AL IGUAL QUE SE TUVO COORDINACIÓN CON EL FBI Y PERSONAL DE LA EMBAJADA DE ESTADOS UNIDOS EN NUEVO LEÓN.


La madre del menor, Patricia Rentería Martínez, explico a los agentes de la Procuraduría del Estado que se dirigía a la escuela primaria Felipe Guerra, en el municipio de El Carmen, cuando un camioneta Jeep Patriot se cruzo en su camino. Del vehículo descendieron tres delincuentes vestidos de negro, por lo menos uno de ellos estaba armado. Los sicarios se llevaron al niño y huyeron de el lugar.

La desesperada madre de 34 años, comenzó a solicitar la ayuda de las autoridades, mientras sus otras dos hijas que también se dirigían a clases permanecieron junto a ella en una camioneta Pontiac Aztek.

Minutos después del secuestro, Rentería recibió una llamada de un hombre que se identifico como integrante de un grupo delictivo de otro estado para exigirle una cantidad de dinero, la cual no fue especificada por los detectives. El nombre del cartel que menciono el secuestrador no fue proporcionado.

El secuestro del pequeño niño el cual es un ciudadano americano causo tal movilización que el mismo Procurador del Estado Roberto Flores y el Secretario de Seguridad Publica Cuauhtemoc Antúnez hicieron acto de presencia. Los dos funcionarios públicos no habían sido vistos fuera de sus oficinas en semanas recientes a pesar de que el estado ha visto una ola de ejecuciones y asaltos.

Flores explico que agentes de Fuerza Civil y la Policía Ministerial iniciaron un operativo de rescate y al enterarse que el menor era un ciudadano americano solicitaron el apoyo del FBI e informaron a la Embajada de Estados Unidos.

Flores confirmo que a las alrededor de seis horas después del secuestro, los delincuentes abandonaron al menor ileso en una plaza de Salinas Victoria, un poblado cercano al lugar del secuestro. Unos policías municipales ubicaron al menor en la plaza y  lo llevaron a un albergue del DIF, dando por terminada su búsqueda.

Durante la investigación se determino que la madre del niño estuvo 3 años en prisión y cuenta conantecedentes penales desde el 2014 por delincuencia organizada. La mujer habría sido  arrestadacon drogas y dinero junto con su pareja, un peligroso líder de Los Zetas que aumento su poder al fugarse del Penal de Apodaca. 

Fuentes policiacas identificaron al padrastro del pequeño y actual pareja de la madre como José Isidro Cruz Villarreal, alias “El Pichilo” el cual fue el líder Los Zetas en siete municipios del norte de Nuevo León y actualmente se encuentra preso por ordenar la masacre de 17 integrantes del grupo musical Kombo Colombia. 

Una de las lineas de investigación que siguen las autoridades es que el secuestro se haya tratado de una venganza o un asunto de drogas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada