Fuerzas federales, a la caza de los sicarios asesinos de policía

Alrededor de 100 agentes “peinan” los municipios de Ahome y El Fuerte para tratar de capturar a los sujetos que asesinaron al inspector de la Policía Federal Arturo López Navarrete cerca de San Miguel Zapotitlán

Los Mochis, Sinaloa.- Tras el homicidio del agente de la Policía Federal Arturo López Navarrete ocurrido sobre la carretera México 15, en las inmediaciones del 89 Batallón de Infantería,  alrededor de 100 elementos de esa corporación realizan un operativo en los municipios de Ahome y El Fuerte para tratar de capturar a los responsables.

Elementos de Guamúchil y Culiacán llegaron a Los Mochis para apoyar a sus compañeros en la búsqueda de los homicidas y desde muy temprana hora realizaron en conjunto operativos en fraccionamientos y colonias ubicadas en el sector norponiente de la ciudad, instalaron retenes en la carretera México 15, en la sindicatura de San Miguel Zapotitlán, donde revisaron a automovilistas, motociclistas y domicilios.


Los federales “peinaron” también comunidades de la sindicatura Heriberto Valdez Romero, El Carrizo, la carretera Los Mochis-El Fuerte y la cabecera municipal de El Fuerte.

La búsqueda iba dirigida a los dos vehículos en los que supuestamente huyeron los homicidas: una camioneta Jeep, línea Cherokee, color verde olivo y un sedán blanco que podría ser un Volkswagen, línea Bora o un Ibiza.

Un convoy se desplazaba con las medidas de seguridad controlando ambos carriles.


SORPRENDIDOS.

El despliegue causó asombro entre la población. “Nunca habíamos visto tanto federal aquí en las calles, siempre los observábamos en la carretera México 15 pero no tantos”, comentó un vecino de San Miguel mientras observaba el operativo de los policías federales.

Y es que los policías se salieron de su jurisdicción para tratar de capturar a los homicidas de su compañero.

En la sindicatura de San Miguel, los agentes de la Policía Federal revisaron una camioneta Chevrolet, línea Avalanche, color blanco y a sus ocupantes, los cuales fueron trasladados a  la base de la corporación, aunque se desconoce si quedaron detenidos.  

Contrario a otros operativos realizados en la zona por  elementos de la Policía Federal, los agentes que participaron en el despliegue no entorpecieron la labor de reporteros de distintos medios de comunicación.

En algunos puntos en los que coincidieron sólo se limitaban a pedir a los reporteros que se retiraran un poco por su propia seguridad mientras revisaban a personas, principalmente a automovilistas y motociclistas que se desplazaban de forma sospechosa.



EVIDENCIAS.

En el sitio donde fue asesinado el policía federal Arturo López Navarrete, las autoridades localizaron 11 casquillos de bala calibre 7.62x39 milímetros para rifle “cuerno de chivo”, 1 casquillo percutido calibre .223 para fusil AR-15 y 18 casquillos de bala calibre .9 milímetros. También cartuchos útiles sin percutir. Las evidencias revelan que en el sitio donde cayó abatido el agente federal se utilizaron al menos tres armas de fuego.

Las autoridades no precisaron si el agente caído o su compañero, quien salió ileso, alcanzaron a accionar sus armas de cargo.

La patrulla en la que el inspector viajaba de copiloto tiene impactos en el cristal de una de las puertas, en un costado y en la parte frontal.

Arturo López Navarrete murió a causa de impactos de bala en la cabeza. En el tramo de Los Mochis a Guasave de la carretera México 15, en las últimas semanas han ocurrido varios robos violentos de vehículos. La zona de Concheros a Guayparime ha sido utilizada por grupos de la delincuencia organizada para arrojar cuerpos de personas asesinadas.

INVESTIGACIÓN.

El subprocurador regional de Justicia en la zona norte, Jesús Arnoldo Serrano Castelo, informó que minutos después del crimen había confusión respecto al tipo de vehículos en que huyeron los asesinos, pero finalmente se tuvieron datos más concretos y se inició la búsqueda de ambas unidades, las cuales no han sido localizadas.

“Se inició la Carpeta de Investigación de los hechos y se trabaja en la búsqueda de los presuntos responsables, de los cuales no tenemos el dato preciso de cuántos fueron los que participaron”, asentó Serrano Castelo.

CORAJE E INDIGNACIÓN.

Compañeros del agente federal asesinado la noche del miércoles calificaron el hecho como una acción vil y cobarde. “Estamos indignados por esta acción que realizaron estos cobardes, pero tarde o temprano van a caer”, sentenció un agente federal que pidió se reservara su identidad.

VELORIO.


Los restos del policía federal son velados en una funeraria de esta ciudad.  

Desde muy temprana hora, familiares, amigos y compañeros de trabajo acudieron a la casa funeraria, en cuyo exterior se observaba una patrulla de la Policía Municipal con varios elementos preventivos.

López Navarrete contaba con  54 años de edad, era originario del Estado de México y tenía cargo de inspector de la Policía Federal, razón por la cual sus compañeros le llamaban comandante. Era un compañero muy querido y respetable, con una trayectoria de casi 28 años en la corporación policiaca. El inspector de la Policía Federal estudiaba la carrera de Psicología Social Comunitaria en la Universidad Autónoma Indígena de México (UAIM). Tenía casi 28 años de Policía Federal.

NO CAPTURÓ  A JOAQUÍN GUZMÁN.

Tras el crimen del inspector Arturo López Navarrete, en un noticiero de televisión nacional se informó que él participó en la captura del líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, ocurrida el 8 de enero del presente año, lo cual fue desmentido más tarde por altos mandos de la Policía Federal.

La noticia también cobró fuerza en las redes sociales no sólo a nivel nacional sino también en el plano internacional, pero poco a poco se aclaró que nada tuvo que ver en la captura de “El Chapo” Guzmán. Tanto los agentes que participaron directamente en la detención de Joaquín Guzmán Loera como el inspector de la corporación en esta ciudad y el coordinador a nivel estado fueron cambiados inmediatamente por los altos mandos de la Policía Federal.

0 comentarios:

Publicar un comentario